Adaptación y acostumbramiento a la prótesis implantosoportada

  • Cuando se coloca por primera vez la prótesis sobre los implantes lo habitual es notar una presión de intensidad variable que termina remitiendo espontáneamente.
  • Al principio se nota una sensación de ocupación o cuerpo extraño, que normalmente desaparece en unas semanas, al acostumbrarse a ella.
  • Aumenta la producción de saliva, aunque se normaliza paulatinamente.
  • Cambia un poco el habla, pudiendo existir problemas fonéticos para pronunciar algunos sonidos, por lo que habitualmente se necesita un entrenamiento para aprender a vocalizar ciertas palabras, lo que suele conseguirse en pocas semanas. La lectura en voz alta frente a un espejo ayuda a recuperar, en poco tiempo, un habla clara y fluida.
  • Es muy probable que se muerdan fácilmente las mejillas y la lengua, por su tendencia a introducirse en los espacios donde faltan dientes, pero en poco tiempo se aprende a evitarlo.
  • Con frecuencia se notan pequeños cambios en la apariencia y expresión faciales; en pocas semanas es normal habituarse a su nueva imagen.