Adaptación y acostumbramiento a la prótesis removible

Las prótesis removibles no son meros instrumentos mecánicos, sino que trasmiten fuerzas a los dientes, a las encías y al hueso, por lo que requieren un especial cuidado de adaptación, cuya duración varía según las personas y las prótesis (normalmente, varias semanas).

Al final, seguramente no tendrá consciencia de llevar prótesis, pero es necesario que tenga paciencia y que, durante este periodo de acostumbramiento, acuda a la consulta para realizar las adaptaciones y correcciones que sean necesarias.

  • Notará una sensación extraña, de ocupación, que irá desapareciendo paulatinamente.
  • Producirá más saliva de lo normal, lo que también se normalizará poco a poco.
  • Notará disminución del sentido del gusto, pero se recuperará al cabo de unas pocas semanas.
  • Puede tener algunas dificultades en la pronunciación, debido al espacio que ocupa la prótesis. Para corregirlas más rapidamente, es aconsejable entrenarse a leer o hablar frente a un espejo, siempre en voz alta.
  • Es probable que se muerda facilmente en las mejillas y la lengua, por su tendencia de éstas a introducirse en los espacios donde faltan dientes, pero en poco tiempo aprenderá a evitarlo.
  • Es posible que perciba opresión o dolor en dientes y encías (sobre todo al morder o cerrar la boca), que también suelen desaparecer en poco tiempo, a medida que "encallecen" las mucosas y los dientes naturales remanentes se adaptan a las fuerzas que reciben.