CLÍNICA PARDIÑAS BLOG

¿Sabes quiénes eran los Azogados y qué relación tiene con la Salud Oral?

Los azogados eran personas afectadas por la intoxicación debido al Mercurio.

Uno de los lugares donde más casos por intoxicados por Mercurio ha habido en el mundo fueron las minas de Almadén, en Ciudad Real. Éstas fueron explotadas durante más de 2000 años y se considera que hasta 1/3 de todo el Mercurio que existe en el mundo ha salido de dicha mina.

El mercurio ya era conocido por los antiguos griegos, la llamaban “agua de plata” y la usaban como parte de ungüentos y cosméticos.

En medicina el mercurio ha sido usado ampliamente en elementos tan cotidianos como los termómetros, como conservante añadido a las vacunas o incluso como componente en pequeñas cantidades de la Mercromina.

En odontología, el mercurio forma parte de las ampliamente conocidas “amagalmas dentales” o “amalgamas de plata”, los típicos empastes de color metálico que muchos de nosotros aún conservamos en nuestra boca.

Estos Azogados, o intoxicados por Mercurio, estaban expuestos continuamente a los gases producidos por este material. Poco a poco comenzaban a tener síntomas como problemas nerviosos, neuropisquiatricos o temblores. Tan conocido era que ya el mismísimo Cervantes en El Quijote escribía “...Sancho empezó a temblar como un azogado...”, expresión que aún hoy en dia se utiliza.

A nivel oral los síntomas característicos que sufrían era un exceso de salivación debido a que el cuerpo intentaba eliminar ese exceso de mercurio, aumento de la glándulas parótidas, úlceras y el Signo de Gilbert (ribete grisáceo-azulada en las encías).

Muchos de ellos incapaces de poder seguir trabajando debido al avanzado deterioro físico y psíquico se convertían en mendigos azogados, hasta que fallecían agónicamente.

Como se puede deducir, las condiciones de trabajo de estos mineros, en muchas ocasiones de exclavitud, eran terribles, y se calcula que un 30% de ellos fallecía o se suicidaban.

Comunicación de la Clínica

Comunicación de la Clínica