Carillas o fundas de porcelana y coronas

Carillas o facetas de porcelana (láminas) y coronas:

Los frentes laminados de porcelana o carillas son unas finas láminas de cerámica que se adhieren a la superficie visible de los dientes anteriores.

Las coronas son también finas láminas de porcelana que recubren todo el contorno del diente, previamente desgastado en cantidad suficiente para que el grosor de tales láminas quede integrado con naturalidad en el tamaño del diente.

La principal indicación de unas y otras es mejorar la estética (mejorar la forma, restaurar fracturas, corregir colores intrínsecos anormales de los dientes –tinciones–), aunque también pueden corregir malas posiciones dentarias (principalmente, las coronas) y por tanto mejorar las posibilidades de higiene y con ello la conservación del aparato estomatognático.

  • LIMITACIONES

Estas láminas de porcelana no se pueden retirar de los dientes una vez cementadas, y si se hace, deben colocarse otras similares para recuperar el tamaño dentario, reducido con el tallado o desgaste que se necesita para colocarlas la primera vez. Por lo tanto constituye un tratamiento irreversible. La porcelana es frágil, por lo que si Ud. no es suficientemente cuidadoso y muerde objetos o alimentos tales como pipas, mariscos etc..., puede fracturar alguna de las carillas, lo que haría preciso reemplazarla por otra nueva.