CLÍNICA PARDIÑAS BLOG

Cómo sustituir los dientes caídos

¿Se imaginan  ustedes que si cuando tuviéramos un problema en un dedo fuera necesario cortarlo? Quedaríamos mutilados y perderíamos función y estética. Afortunadamente esto no suele ocurrir. Sin embargo con los dientes, hasta hace bien poco, toda pieza que planteaba problemas se extraía casi sistemáticamente. Por eso en mayor o menor medida muchos de nosotros somos inválidos orales.

La medicina preventiva paulatinamente se va introduciendo en la sociedad y la boca no es una excepción. Nuestros dientes ahora se cuidan más y se pelea más por conservarlos. De cualquier manera siempre va a ser necesario extraer aquellas piezas afectadas gravemente por la enfermedad periodontal (piorrea), por grandes caries, por infecciones o por traumatismos.

Implantes dentales y puentes

La pérdida de dientes implica cambios en la forma de masticar, cambios a nivel de la articulación temporomandibular y cambios estéticos. Mucha gente solo da trascendencia a la estética (casi nadie se permite estar sin un diente de delante) sin embargo es sorprendente la cantidad de personas que hay sin dientes en los sectores posteriores. Parece ser que lo que no se ve no importa. Idealmente toda pieza dental perdida debería de ser sustituida, excepto claro está las muelas del juicio, en un periodo prudencial de tiempo para que las piezas vecinas o antagonistas no cambien de posición.

Si un paciente ha perdido todos los dientes, hasta hace bien poco solo se podían sustituir esos dientes con la clásica prótesis de sacar y poner. Actualmente muchos de estos casos se resuelven con los implantes dentales, que actúan de anclaje para colocar posteriormente unos dientes sobre ellos.Si es un desdentado parcial una forma de sustituir estos dientes es con la clásica prótesis con “ganchos” para sujetarse a los de al lado. Esta prótesis es de sacar y poner. Para sustituir uno o varios dientes de una manera fija habría que rebajar los de al lado para poder anclarse sobre ellos a través de unas fundas que a su vez sujetan a los dientes ausentes. Este era el tratamiento clásico para la reposición de tramos cortos de dientes.

Actualmente con los implantes dentales osteointegrados podemos sustituir la ausencia de estos dientes sin tener que rebajar los dientes adyacentes. El o los implantes actúan como una raíz para posteriormente poder anclar sobre ellos los dientes fijos definitivos. De cualquier manera los puentes fijos clásicos siguen teniendo sus indicaciones, por ejemplo, cuando los dientes adyacentes al hueco o huecos estén muy deteriorados por caries. De esta manera quedarían protegidos con unas fundas.

* Una publicación del Dr. Simón Pardiñas López, especialista en Periodoncia y Cirugía Oral y Maxilofacial

Dr. Simón Pardiñas López

Dr. Simón Pardiñas López