Endodoncia

Endodoncia. Su Endodoncista en A Coruña.

En la Clínica dental Pardiñas de A Coruña disponemos de los últimos avances y tecnología utilizados por nuestros especialistas en endodoncia. En esta página encontrará información sobre endodoncia que esperamos que pueda servirle de ayuda y aclarar sus dudas.

La caries es una de las patologías dentales más frecuentes, se considera una enfermedad infecciosa ya que en su desarrollo se involucran diversos tipos de bacterias y es todavía a día de hoy la enfermedad de mayor prevalencia en el mundo (la más frecuente). Cuando un diente se encuentra afectado por la caries, las bacterias desmineralizan (destruyen) los tejidos duros del diente.

Según el avance de la caries, la lesión del diente puede ser más o menos superficial, es decir, la caries puede afectar sólo a la capa más externa del diente (esmalte), pero puede continuar avanzando hasta llegar a afectar tejidos más internos como la dentina y finalmente la pulpa dental (el nervio del diente).

La causa de la caries podría considerarse cómo el resultado de tres factores: los azúcares (la cantidad de azúcar que ingerimos en nuestra dieta), las bacterias y la susceptibilidad del huésped (la predisposición que tiene una persona para desarrollar la caries).

Caries

Según el grado de evolución de la caries (tamaño y profundidad), pueden aparecer síntomas que pueden ser desde dolor o molestias muy débiles, hasta dolor muy agudo o incapacitante, acompañado de abscesos (flemones) e incluso fiebre. Generalmente, cuánto mas cerca está la caries de la pulpa dental (del nervio del diente), más dolorosa y sintomática suele ser.

Existen otras causas por las que el nervio del diente se puede ver afectado, como es el caso de los traumatismos (golpes en los dientes, provocados por accidentes deportivos, infantiles, de tráfico, etc), que también pueden producir dolor y situaciones de urgencia, que requieren tratamiento inmediato.

Por último, pero no por ello menos importantes, debemos hablar de los procesos destructivos no bacterianos (desgastes de los dientes).Los desgastes de los dientes pueden ser fisiológicos (debidos a la edad) o patológicos, producidos por hábitos o “manías” como un cepillado muy agresivo, el abuso de pastas de dientes muy erosivas, onicofagia (morderse las uñas), el bruxismo (rechinar los dientes y apretar los dientes). En muchos casos, la pérdida de tejidos del diente es tán acentuada que se puede afectar la pulpa dental (el nervio) provocando diversos síntomas clínicos como sensibilidad dental (dolor producido al tomar cosas frías, alimentos azucarados, ácidos, etc) , dolor, abscesos (flemones).

En la Clínica dental Pardiñas en Galicia, le asesoraremos sobre el tratamiento que usted necesite. Contacte con nosotros en el telf: 981 21 40 00 o a través del email: clinicapardinas@clinicapardinas.com


La palabra endodoncia hace referencia al tratamiento del nervio (pulpa  dental) que se encuentra situado en el interior de los dientes.


Es un Odontólogo o Estomatólogo que dedica la totalidad de su tiempo laboral a realizar únicamente endodoncias. Posee una formación adicional especializada en Endodoncia obtenida a través de un Máster.


Es un procedimiento que consiste en eliminar la pulpa dental (el nervio del diente), desinfectar el interior de los conductos del diente y por último, obturar (rellenar con un material especial) dichos conductos.


Pueden aparecer síntomas muy diversos, dependiendo del tipo y grado de afectación de la pulpa dental (nervio del diente). Generalmente los dientes se vuelven sensibles al frío, posteriormente al calor, a la masticación. En determinadas ocasiones (generalmente debido a traumatismos), el diente puede cambiar de color) y entre los signos clínicos más frecuentes también podemos encontrar abscesos (flemones), fístulas (pequeño granito en la encía a través del cual se elimina el pus).


Se realiza bajo anestesia local. Una vez acabada la endodoncia pueden aparecer molestias durante la masticación debido a la irritación de los tejidos periodontales (tejidos que rodean a la raíz del diente), que se pueden solventar fácilmente con la medicación adecuada.


La endodoncia es un tratamiento complejo y minucioso, en la mayoría de los casos las endodoncias suelen terminarse en una sesión (entre 1-2 horas según el grado de dificultad), pero existen excepciones en los que el tratamiento puede prolongarse durante dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realice.


Al finalizar la endodoncia, el diente se cubre con un empaste provisional, que en pocos días o semanas será reemplazado por un empaste o reconstrucción definitiva o por una corona (funda) dependiendo del grado de destrucción. Esta fase es tan importante como la endodoncia, ya que un diente endodonciado que no ha sido reconstruido puede fracturarse. En pocos casos un diente correctamente restaurado y tratado con endodoncia puede sufrir una fractura al cabo de un tiempo por pérdida de la restauración, caries u otros factores predisponentes entre los que se encuentra el bruxismo (apretamiento o rechinamiento de los dientes).


La alternativa es la extracción y dado que esto es un hecho irreversible, su odontólogo o estomatólogo siempre propondrá primero la realización de la endodoncia o le recomendará un endodoncista si lo cree oportuno. No hay nada mejor que el propio diente.


Este tratamiento es necesario cuando la pulpa dental (el nervio del diente) está afectada de manera irreversible, bien sea por caries, traumatismos, desgastee del diente, etc. También está indicada la endodoncia en aquellos dientes en los que se van a colocar puentes o coronas (fundas) en los que el tallado (la preparación para recibir el puente o la corona) es muy exhaustivo.