Endodontic treatment

Endodontic treatment

At the Pardiñas Dental Clinic in A Coruña we make use of the latest advances and technology used by our specialists in endodontics. On this page you will find information about endodontic treatment that we hope will help to clear up any questions you may have.

Caries is one of the most frequent dental pathologies, and is considered to be an infectious disease as it involves different types of bacteria, and is the most prevalent disease in the world today. When a tooth is affected by caries, the bacteria demineralise and destroy the hard tissue of the tooth.

As the caries progresses, the damage caused to the tooth may be more or less superficial, meaning it may only affect the external layer of the tooth (the enamel), but may continue until it reaches the internal tissues such as the dentine and finally the dental pulp (the nerve of the tooth).

Caries is caused by a combination of three factors: the amount of sugar we eat in our diet, bacteria, and the predisposition of the person to develop caries.

Depending on the advance of the disease (its size and depth), symptoms may appear ranging from slight pain or discomfort, through to severe, incapacitating pain accompanied by abscesses and even fever. Generally, the closer the caries is to the dental pulp (the nerve), the more painful and damaging it is. 

Caries

There are other causes that may affect the nerve of the tooth, such as traumas (impacts caused by sporting and traffic accidents, children's accidents, etc) which also cause pain and require immediate treatment.

Finally, and no less important, are destructive non-bacterial processes (wearing of the teeth). These may be physiological (due to the patient’s age) or pathological, caused by bad habits such as overly aggressive brushing, using highly erosive toothpaste, onychophagy (biting your nails), or bruxism (grinding and clenching your teeth). In many cases, the loss of tooth tissue is so severe that it may affect the nerve, causing different clinical symptoms such as sensitivity (felt when eating or drinking cold things, sugary foods, acidic foods, etc.), pain and abscesses.

At the Pardiñas Dental Clinic in Galicia, we will give you advice on the treatment you need. Contact us by phone on 981 21 40 00 or by e-mail at clinicapardinas@clinicapardinas.com.


La palabra endodoncia hace referencia al tratamiento del nervio (pulpa  dental) que se encuentra situado en el interior de los dientes.


Es un Odontólogo o Estomatólogo que dedica la totalidad de su tiempo laboral a realizar únicamente endodoncias. Posee una formación adicional especializada en Endodoncia obtenida a través de un Máster.


Es un procedimiento que consiste en eliminar la pulpa dental (el nervio del diente), desinfectar el interior de los conductos del diente y por último, obturar (rellenar con un material especial) dichos conductos.


Pueden aparecer síntomas muy diversos, dependiendo del tipo y grado de afectación de la pulpa dental (nervio del diente). Generalmente los dientes se vuelven sensibles al frío, posteriormente al calor, a la masticación. En determinadas ocasiones (generalmente debido a traumatismos), el diente puede cambiar de color) y entre los signos clínicos más frecuentes también podemos encontrar abscesos (flemones), fístulas (pequeño granito en la encía a través del cual se elimina el pus).


Se realiza bajo anestesia local. Una vez acabada la endodoncia pueden aparecer molestias durante la masticación debido a la irritación de los tejidos periodontales (tejidos que rodean a la raíz del diente), que se pueden solventar fácilmente con la medicación adecuada.


La endodoncia es un tratamiento complejo y minucioso, en la mayoría de los casos las endodoncias suelen terminarse en una sesión (entre 1-2 horas según el grado de dificultad), pero existen excepciones en los que el tratamiento puede prolongarse durante dos o más sesiones, siempre a juicio del profesional que la realice.


Al finalizar la endodoncia, el diente se cubre con un empaste provisional, que en pocos días o semanas será reemplazado por un empaste o reconstrucción definitiva o por una corona (funda) dependiendo del grado de destrucción. Esta fase es tan importante como la endodoncia, ya que un diente endodonciado que no ha sido reconstruido puede fracturarse. En pocos casos un diente correctamente restaurado y tratado con endodoncia puede sufrir una fractura al cabo de un tiempo por pérdida de la restauración, caries u otros factores predisponentes entre los que se encuentra el bruxismo (apretamiento o rechinamiento de los dientes).


La alternativa es la extracción y dado que esto es un hecho irreversible, su odontólogo o estomatólogo siempre propondrá primero la realización de la endodoncia o le recomendará un endodoncista si lo cree oportuno. No hay nada mejor que el propio diente.


Este tratamiento es necesario cuando la pulpa dental (el nervio del diente) está afectada de manera irreversible, bien sea por caries, traumatismos, desgastee del diente, etc. También está indicada la endodoncia en aquellos dientes en los que se van a colocar puentes o coronas (fundas) en los que el tallado (la preparación para recibir el puente o la corona) es muy exhaustivo.