Estética dental

Estética dental en A Coruña

Para mejorar la estética dental se utiliza la ortodoncia (colocación de aparatos para recolocar los dientes), el blanqueamiento dental, las carillas o facetas de porcelana o composite, y las coronas o fundas completas de porcelana.

Podemos tener unos dientes perfectamente alineados en la boca pero éstos pueden presentar alteraciones del color o de la forma, causándonos problemas a la hora de sonreír.

Para solucionar estos problemas existen diferentes técnicas y cada una tiene sus indicaciones precisas.

No debemos olvidar que cualquier problema de base (caries, enfermedad periodontal etc) ha de ser tratado previamente antes de corregir la estética. Obviamente siempre que sea posible buscamos que función y estética vayan de la mano.

 

En cualquier caso pregúntenos para orientarle sobre su caso particular. 


BLANQUEAMIENTO DENTAL

Blanqueamiento dental

Se puede realizar en la clínica dental con productos que se activan por la luz, ya sea luz halógena o láser. También se puede realizar en casa fabricando unos moldes a medida de los dientes donde se deposita el agente blanqueante.

Una cubeta de blanqueamiento dental es un dispositivo en forma de herradura de acrílico blando transparente que tiene grabadas las huellas de sus dientes para adaptarse perfectamente a ellos y sirve de vehículo para llevar un gel blanqueador a los dientes.

Disponemos de la última tecnología láser para realizar blanqueamientos de manera satisfactoria.

 

Tener unos dientes blancos es uno de los signos de belleza en la cultura actual. En esta publicación encontrarás toda la información necesaria sobre el blanqueamiento dentalEl blanqueamiento dental externo es actualmente uno de los recursos estéticos más sencillos y conservadores. Aunque se llama externo, lo que se intenta blanquear es la dentina. La corona del diente en su estructura está formada por esmalte (parte más externa), dentina (capa intermedia) y pulpa dental (estructura interna). El esmalte no tiene color, es traslúcido como el cristal. La dentina es la que realmente nos da el color de diente.

¿LOS DIENTES SON BLANCOS?

Hemos de saber que el color interno intrínseco de la dentina viene determinado genéticamente, es pues una característica innata de cada uno de nosotros, como lo es el color de nuestra piel. Pueden llegar a tener una infinita variedad de gama de colores dentro del blanco (naranja-amarillo, gris-verdoso, gris-rosado o marrón-rojizo) y dentro de cada uno de esos grupos, distintas gradaciones de intensidad. El profesional habrá de determinar ese color base, ya que no se modifica con ningún blanqueamiento, lo que se puede conseguir es un aclaración en mayor o menor medida de ese color base.

Por explicarlo de una manera sencilla, estamos hablando siempre de blanqueamiento del color base que se localiza en el interior del diente, ya que las manchas externas como pueden ser las del tabaco u otras tinciones en la superficie del diente, pueden ser fácilmente eliminadas con una limpieza bucal junto con el sarro y placa. No hay que confundir las manchas de esmalte por agentes externos con la coloración intrínseca del diente, razón por la cual la limpieza de boca y el blanqueamiento son dos procedimientos odontológicos diferentes.

EL PROCEDIMIENTO PARA BLANQUEAR LOS DIENTES

Antes de iniciar un tratamiento de este tipo habrá que estudiar el caso para no dar falsas expectativas. Decir asimismo que la intensidad del blanqueamiento dependerá de cada paciente y de su edad (siendo a más joven, mejor respuesta) y que en general responden bien casi todos los dientes, incluso en muchos casos los tetraciclínicos (con franjas marrones o grises) si bien en estos últimos no desaparecen las franjas mencionadas, sino que sólo se aclararán. Nunca con un blanqueamiento van a desaparecer. El blanqueamiento no es como “calear” o pintar una pared.

El blanqueamiento dental externo se hará sin anestesia para poder percibir las sensibilidades, ya que es en realidad el diente  es el que nos va a indicar hasta donde podemos blanquear, de nada nos vale tener un diente blanquísimo si nos queda hipersensible. Si durante el procedimiento las sensibilidades son muchas, habrá que parar y seguir en otra sesión, o parar ahí definitivamente el tratamiento porque el diente no nos permite ir más lejos.

Al finalizar el tratamiento y al día siguiente los dientes pueden y suelen quedar ligeramente sensibles así como la encía circundante, incluso en ocasiones puede requerir la toma de analgésicos el día del tratamiento, pero hemos de decir que estas molestias, de haberlas,  serán pasajeras y de intensidad baja si se siguen los protocolos correctos.

¿CUÁNDO NOTARÉ LOS RESULTADOS DEL BLANQUEAMIENTO?

Una vez realizado el blanqueamiento, en unos días los dientes van a seguir blanqueando y el color final obtenido se mantendrá así de inalterable durante unos 2 a 7 años, dependiendo de cada paciente. Aun cuando pierda intensidad al cabo de estos años, el color nunca volverá a ser como el del inicio. En el caso de que recidive un poco, bastará con hacer una sesión de recordatorio más corta que la inicial. En los casos indicados se puede utilizar una pasta blanqueante como refuerzo durante una temporada. Siempre bajo control profesional.

En Clínica Dental Pardiñas ofrecemos blanqueamiento de dientes en A CoruñaMATERIALES USADOS PARA BLANQUEAR

Las técnicas actuales de blanqueamiento se basan en la utilización de dos productos, el peróxido de carbamida (tcs ambulatorios) y el peróxido de hidrógeno (tcs en clínica). Estos productos son capaces (mediante la activación por calor y/o luz especial) de desprender moléculas de   O2  que pueden “filtrarse” a través del esmalte de los dientes (tejido superficial) hasta llegar a los túbulos dentinarios.  Existen aproximadamente 15.000 túbulos dentinarios/mm2. Así, el tejido que está debajo del esmalte (dentina) que es el que  da color a los dientes, sufre un blanqueamiento, dando la sensación de que el esmalte es más blanco. 

 

LIMITACIONES
El blanqueamiento de tipo ambulatorio tiene limitaciones:
  • Los dientes se pueden blanquear entre 2 a 4 grados o tonos de la escala cromática, pero lo hacen de una manera homogénea, por lo que las bandas o vetas más oscuras, aunque resulten aclaradas, no desaparecen.
  • Debe saber que no se consigue un blanqueamiento ilimitado: una vez alcanzado un cierto punto de blanqueamiento, el gel ya no tiene efecto.
  • Igualmente, el efecto blanqueador tampoco es indefinido: un tiempo después de haber terminado el tratamiento se empieza a producir una ligera recidiva del antiguo color. Este oscurecimiento, que podríamos cifrar en un 10 %, se puede combatir repitiendo una sesión de gel blanqueador cuando observe el oscurecimiento, y puede prevenirse notablemente con una sesión mensual de blanqueamiento, comomantenimiento.
  • El efecto blanqueador requiere cierto tiempo: generalmente es cuestión de varias semanas. No se acelera con poner mayor cantidad de gel en las cubetas o con tenerlas colocadas más tiempo que el recomendado. El blanqueamiento requiere sesiones y sesiones de un tiempo determinado, y no mayor (para minimizar la sensibilidad dentaria).

 

BLANQUEAMIENTO DENTAL EN A CORUÑA

Si están interesados en este tipo de tratamiento no duden en ponerse en contacto con nosotros y estaremos encantado de asesorarle sobre este procedimiento odontológico.


Las carillas dentales son unas láminas fabricadas en distintos materiales que nos permiten corregir pequeñas anomalías en los dientes, tanto de forma como de tamaño y color. Cubren parcialmente el diente que ha de ser previamente preparado minimamente.

Con ellas podemos conseguir unos resultados estéticos excelentes logrando importantes cambios estéticos para el paciente.

Cada caso requiere un análisis previo donde se valora la línea de sonrisa, posición del diente, labios, encías y el conjunto de tejidos de la cara en general. Tan importante o más que el diente es la encía. La encía es el marco donde el diente es el cuadro.

Una vez analizado se procede a realizar el tratamiento personalizado para cada caso. Debemos recordar que nunca hay 2 bocas iguales y que no todo vale para todos.


Carillas o facetas de porcelana (láminas) y coronas:

Los frentes laminados de porcelana o carillas son unas finas láminas de cerámica que se adhieren a la superficie visible de los dientes anteriores.

Las coronas son también finas láminas de porcelana que recubren todo el contorno del diente, previamente desgastado en cantidad suficiente para que el grosor de tales láminas quede integrado con naturalidad en el tamaño del diente.

La principal indicación de unas y otras es mejorar la estética (mejorar la forma, restaurar fracturas, corregir colores intrínsecos anormales de los dientes –tinciones–), aunque también pueden corregir malas posiciones dentarias (principalmente, las coronas) y por tanto mejorar las posibilidades de higiene y con ello la conservación del aparato estomatognático.

  • LIMITACIONES

Estas láminas de porcelana no se pueden retirar de los dientes una vez cementadas, y si se hace, deben colocarse otras similares para recuperar el tamaño dentario, reducido con el tallado o desgaste que se necesita para colocarlas la primera vez. Por lo tanto constituye un tratamiento irreversible. La porcelana es frágil, por lo que si Ud. no es suficientemente cuidadoso y muerde objetos o alimentos tales como pipas, mariscos etc..., puede fracturar alguna de las carillas, lo que haría preciso reemplazarla por otra nueva.


También se pueden lograr resultados estéticos excelentes realizando reconstrucciones con composites y en los casos indicados con incrustaciones. 

La reconstrucción con composite es lo que comúnmente se denomina como "empaste".

Las incrustaciones son otra forma de reconstruir piezas dentales que han sido afectadas bien sea por caries o por fracturas. Consiste en realizar la reconstrucción fuera de boca a partir de unos modelos tomados del diente afectado de manera que al colocarla sobre el diente encaje perfectamente, como si fuera una pieza de puzzle.