Full Dentures

Full denture prosthesis is a treatment for complete edentulism using special oral apparatus that contain false teeth to replace lost natural teeth, and which rehabilitate the bone structures that become atrophied over time after losing teeth.

As a result, they do not only help with chewing, but also with speaking and in improving the physical appearance of patients who have lost all their teeth.
 

  • Al carecer de una sujeción estable se experimenta cierta movilidad al comer, sobre todo en el caso de la inferior, fácilmente desplazada por la lengua incluso al hablar, debido a que no se consigue el efecto de ventosa como el que sí proporciona el paladar en el caso de la superior. Así, cuando se muerde de un lado, estas prótesis tienden a levantarse del otro, por lo que el paciente deberá aprender a masticar con los dos lados a la vez.
  • Derivada de esta inestabilidad, surge una limitación estética importante: los dientes antero-superiores no siempre pueden cubrir el 1/3 superior de los antero-inferiores, como normalmente ocurre en la dentición natural, sino que los bordes, en estas situaciones, tienen que estar a la misma altura que la cara triturante del resto de los dientes; por ello, cuando hay dientes naturales antero-inferiores remanentes, los dientes de la prótesis superior suelen ser más cortos que los dientes originales y, al quedar ocultos bajo el labio, dan apariencia de una mayor edad que con los dientes naturales.
  • Con el tiempo, el hueso sobre el que se apoyan las prótesis cambia de forma, por lo que éstas se aflojarán produciendo molestias o ulceraciones que requieren la adaptación por el dentista, y/o la sustitución, al cabo de un tiempo variable, por otras nuevas.

  • Notará una sensación de ocupación o cuerpo extraño, que normalmente desaparece en unas semanas. Esto estimula la producción de saliva, situación que se irá normalizando paulatinamente.
  • Experimentará una disminución del sentido del gusto, que se recuperará tras unas pocas semanas.
  • Le cambiará la dicción, pudiendo existir problemas a la hora de pronunciar algunos sonidos. Muy probablemente necesitará un entrenamiento para aprender a vocalizar ciertas palabras, lo que habitualmente se consigue en unas pocas semanas.
  • Es probable que se muerda la parte interna de las mejillas y la lengua, ya que es muy normal tender a introducirlas en los espacios donde faltan dientes, pero en poco tiempo aprenderá a evitarlo.
  • Muy probablemente notará algunas molestias en las zonas donde se apoyan las prótesis, sobre todo a la altura de los bordes. Suelen ceder al cabo de cuatro o cinco días; si no fuese así o se le forman heridas, deberá acudir a la consulta para remediarlo.
  • Al principio, casi con total seguridad, se le moverán mucho las prótesis sobre todo al comer. Deberá aprender a masticar simultáneamente de los dos lados, y no de uno sólo como haría con los dientes naturales. Con ello, y con los sucesivos ajustes de la oclusión de los dientes que le iremos realizando en la consulta si se estiman necesarios, experimentará mejoría. Por el contrario, la prótesis inferior, salvo en raras excepciones, nunca se sujetará satisfactoriamente.