CLÍNICA PARDIÑAS BLOG

Incrustaciones dentales

Imágen del proceso de incrustación dentalA la hora de restaurar piezas muy deterioradas y con el fin de preservar una mayor cantidad de diente, evitando tener que realizar una corona de recubrimiento total, aplicamos la incrustación dental. Es una restauración que consiste en un recubrimiento con el fin de preservar aquella zona del diente que todavía esté sana. Para ello se cementa al diente para sustituir la estructura que ha podido perderse debido al desgaste, la caries o tras una fractura. Una vez se elimina la parte del diente afectada, se crea un espacio en el cual irá adherida la incrustación.

 

Fabricación de una nueva pieza

Una vez eliminada la parte afectada se toma una impresión con la cual se realizará un molde de la boca. Sobre ese molde se fabrica la incrustación dental, dándole la forma y tamaño requerido. Una vez fabricada se pule y se comprueba el ajuste del modelo y los puntos de contacto. A continuación se comprueba su ajuste en la boca, eliminando los contactos inadecuados hasta lograr el ajuste perfecto. Posteriormente se prepara la zona donde va a ir cementada la incrustación. Por último, se cementa la incrustación al diente y se pule la superficie.

 

Para más información de este tratamiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte y recibirte en nuestra clínica.

Comunicación de la Clínica

Comunicación de la Clínica