Limpieza de boca o proxilaxis bucal

Este es un término que debería englobar mucho más de lo que su nombre indica. No se trata de sacar manchas más o menos antiestéticas solamente, sino que cumple una función preventiva de la enfermedad periodontal del adulto. Al hacer una profilaxis oral lo primero que hay que hacer es eliminar la placa y el sarro que está rodeando los cuellos de los dientes, y especialmente el que está Limpieza de boca introducido debajo de la encía, ya que éste es el que realmente inicia y perpetúa la enfermedad periodontal. La eliminación de este sarro normalmente se hace con ultrasonidos y/o curetas especialmente diseñadas para ello. A continuación se pasa un chorro de agua a presión mezclada con un bicarbonato especial cuya función es eliminar sobre todo manchas de tabaco, té, etc. Esto último se puede hacer también con unos cepillos especiales conectados a las piezas de mano.

¿Cada cuánto tiempo hay que hacer una profilaxis de boca?

Depende del caso, ya que hay personas que no la necesitan nunca y otras cada mes. En este caso se puede tratar de pacientes peridontales que no han controlado por sí mismos en sus casas la placa con los medios que se le recomiendan (ducha dental, seda dental, cepillo interproximal, etc).

Queremos reseñar con esto que cada boca es un mundo, con sus necesidades específicas.Ventisquero Perito Moreno

Será el profesional cualificado el que mejor juzgue estos tratamientos preventivos. Si se detecta cierta predisposición a la gingivitis o a la "piorrea" la frecuencia y el control tendrá que ser más a menudo.

Es normal que después de eliminar el sarro periférico a las raíces éstas queden más sensibles durante unos días, no quiere decir que se vayan a estropear ni que se les haya sacado o rayado el esmalte. Los aparatos actuales vienen especialmente diseñados para no rayar el esmalte.

Al estar libres de sarro podremos controlar mejor nuestra higiene oral arrastrando la placa con sus gérmenes de los recovecos que antes no podíamos llegar porque estaba el sarro.

 


 

Placa: Materia blanco-amarillenta blanda que se acumula sobre los dientes cuando estos no se cepillan correctamente. Está formada por restos de alimentos, células muertas de la cavidad oral, componentes de la saliva y bacterias.

La placa dental o bacteriana se puede eliminar con un buen cepillado convencional.

Sarro: No es más que la placa calcificada al depositarse sales cálcicas de la saliva sobre la placa. El sarro, una vez formado, no se puede eliminar con un cepillado convencional, precisa de una limpieza profesional.

SIGUIENTE

Comparte