Periimplantitis

La periimplantitis es un proceso inflamatorio que afecta a los tejidos que rodean a un implante dental y que puede dañar el soporte óseo en el que se asienta hasta provocar su pérdida.

Las causas de la periimplantitis

La periimplantitis es un proceso inflamatorio que puede llevar a la pérdida de un implante dental. Descubre en este post qué es y cómo se puede tratar la periimplantitis.Aunque los implantes no están expuestos a la acción de las caries como los dientes naturales, exigen un mantenimiento adecuado ya que puede desarrollarse inflamación en las encías e incluso infección y pérdida de hueso.

En el caso de que esta inflamación, infección localizada y pérdida de hueso ocurra alrededor de los dientes naturales se denomina enfermedad periodontal, en el caso de que ocurra un proceso similar alrededor de los implantes se denomina periimplantitis

El origen de una periimplantitis suele ser la acumulación de placa y sarro alrededor de la superficie del implante, lo que provoca la inflamación de los tejidos que lo rodean y con ello la reabsorción del hueso que lo alberga. En otras ocasiones, la causa puede ser el desgaste propio de una mordida inadecuada o cuando la colocación del implante no es la correcta.

En cualquier caso, la falta de higiene oral y el tabaco entre otros son factores de riesgo en la aparición. El cuidado y mantenimiento adecuado de sus implantes dentales es importante para su función y buen estado de salud.

Su dentista debe explicarle las técnicas adecuadas para mantener limpios los implantes y sano el tejido circundante. Es importante que el cepillado rutinario y el uso del hilo dental sea el correcto. Su dentista o higienista dental pueden indicarle también otras herramientas que ayudan a mantener sus dientes e implantes limpios y sanos, como los cepillos interdentales e irrigadores entre otros.

Cómo tratar la periimplantitis

Cómo tratar la periimplantitisComo la mayoría de veces el origen de la periimplantitis está ligado a problemas de higiene dental, el tratamiento más habitual para esta problemática consiste en eliminar el tejido afectado y descontaminar la superficie del implante con distintos agentes químicos y medios físicos como curetas o spray a presión.

Una vez la superficie del implante esté completamente limpia, y los casos en los que sea posible, se podrá realizar un relleno con biomateriales del espacio dejado por el hueso reabsorbido. En los casos en los que no sea posible realizar el relleno óseo, se suturará la zona quedando parte de la superficie del implante expuesta al medio oral, lo cual requerirá unas medidas higiénicas específicas.

Existen casos más graves en los que el avance de la periimplantitis es mayor y la indicación para su tratamiento es la explantación del implante y colocación de uno nuevo, en los casos en los que sea posible.

Los implantes dentales no están exentos de un mantenimiento correcto al igual que los dientes naturales, por lo que es recomendable que visite a su dentista al menos 2 veces al año. En nuestra clínica médico dental podemos llevar a cabo éste o cualquier tratamiento relacionado, ya que los implantes dentales son una las principales especialidades de nuestra clínica. La periimplantitis es un problema, pero tiene solución.