Próteses Implantosoportadas (Fixas sobre implantes)

Prótesis Implantosoportada

A prótese implanto-soportada é un tratamento que consta dunha estructura protética anclada mediante cemento ou parafusos nos implantes que colocaron previamente dentro dos ósos maxilares, con obxecto de recuperar ao máximo a función e a estética dos seus dentes.


Las condiciones previas, especialmente la cantidad y calidad del hueso, así como la proximidad de estructuras anatómicas importantes que podrían verse dañadas por la colocación de los implantes, limitan de manera determinante la posibilidad de recuperar la función y la estética de forma absoluta.

La falta de hueso puede obligar a situar los dientes artificiales alejados de la encía, obligando incluso a reproducir una encía artificial que, por razones de higiene, deberá quedar separada de la verdadera encía, dejando visibles las columnas metálicas que van ancladas a los implantes (prótesis híbridas). En estos casos los labios suelen cubrir estas desadaptaciones, manteniendo así una apariencia estética normal.

Es muy importante que nuestros/as pacientes nos confíen cuáles son sus expectativas estéticas para poder valorar si será posible satisfacerlas completamente.

La pérdida de hueso (reabsorción) que se produce tras la pérdida del diente natural no se recupera al colocar los implantes y la prótesis fija implantosoportada; el hundimiento que a veces se aprecia en el labio superior debido a la pérdida de hueso, no se solucionará completamente de esta forma.


  • Cuando se coloca por primera vez la prótesis sobre los implantes lo habitual es notar una presión de intensidad variable que termina remitiendo espontáneamente.
  • Al principio se nota una sensación de ocupación o cuerpo extraño, que normalmente desaparece en unas semanas, al acostumbrarse a ella.
  • Aumenta la producción de saliva, aunque se normaliza paulatinamente.
  • Cambia un poco el habla, pudiendo existir problemas fonéticos para pronunciar algunos sonidos, por lo que habitualmente se necesita un entrenamiento para aprender a vocalizar ciertas palabras, lo que suele conseguirse en pocas semanas. La lectura en voz alta frente a un espejo ayuda a recuperar, en poco tiempo, un habla clara y fluida.
  • Es muy probable que se muerdan fácilmente las mejillas y la lengua, por su tendencia a introducirse en los espacios donde faltan dientes, pero en poco tiempo se aprende a evitarlo.
  • Con frecuencia se notan pequeños cambios en la apariencia y expresión faciales; en pocas semanas es normal habituarse a su nueva imagen.