Sedación

Sedación durante los tratamientos dentales

Disponemos de dos tipos de procedimientos para reducir el nivel de ansiedad del paciente frente a los tratamientos dentales:

  • SEDACIÓN CON ÓXIDO NITROSO:

En la Clínica Pardiñas buscamos continuamente la máxima comodidad para el paciente, por eso ofrecemos de manera gratuita y para aquellos pacientes que lo soliciten la sedación con óxido nitroso.

El óxido nitroso fue el primer gas empleado en medicina, desde hace 175 años. Es extremadamente seguro para uso medicinal por ser no inflamable y presentar las siguientes características: bajo coeficiente de solubilidad, analgesia y sedación, no se metaboliza en el organismo y posee mínimos efectos colaterales.

Efectos psicológicos y fisiológicos:

Con dosis pequeñas los efectos psicológicos del óxido nitroso consisten en la supresión de sensaciones de dolor y la característica hilaridad. El consumidor puede mostrar un rostro sonriente o caer en un ataque de risa incontrolada. Con dosis medias, suministradas por inhalaciones más profundas, se experimenta una primera fase de excitación cordial, como ocurre con las bebidas alcohólicas, que posteriormente se convierte en sedación y sopor. A su vez también tiene un ligero efecto amnésico.

  • SEDACIÓN CONSCIENTE:

La sedación consciente es un método utilizado para lograr un estado controlado de depresión del sistema nervioso Sedación Consciente central con reducción de la ansiedad.

Es realizada por  un médico anestesiólogo, que durante el tratamiento dental monitoriza las constantes vitales (tensión arterial, frecuencia cardiaca y saturación de oxígeno), y ajusta la medicación en función de cada paciente.

Este tipo de sedación permite al paciente mantener los reflejos protectores (tos, náusea…), la habilidad para respirar independientemente y responder a estimulos u órdenes verbales.

Está indicado principalmente para pacientes muy ansiosos o temerosos frente a los tratamientos dentales, niños y pacientes discapacitados, pudiendo utilizarse para cualquier tipo de especialidad odontológica.

Este método implica el uso de óxido nitroso, oxígeno y uso de medicación intravenosa para inducir al paciente en un estado de sedación, el cual posteriormente no tendrá ningún recuerdo de los procedimientos odontológicos realizados. 

Antes de realizar el tratamiento con sedación consciente, se necesitará tener una historia médica completa, lista de la medicación que actualmente esté tomando el paciente, así como una analítica de sangre. 

Además se le entregará el consentimiento informado que tendrá que traer firmado el día de la intervención y las normas para someterse a un tratamiento odontológico bajo sedación, entre las que se incluyen el acudir en ayunas y acompañado.