Soporte Óseo

La importancia del soporte óseo en las rehabilitaciones con implantes

En el mundo moderno cada vez más se cuida la salud. La salud bucodental para la población en general es un apartado muy importante que influye en la calidad de vida. Hoy los pacientes somos muy exigentes con el cuidado de nuestras bocas. Cada vez más, cuando hay pérdida de piezas dentarias, se solicita su rehabilitación con prótesis dentales fijas que sean funcionales y estéticas. Las clásicas prótesis removibles ya casi nadie quiere llevarlas por su incomodidad y por ser muchas veces antiestéticas.

En muchas ocasiones cuando procedemos a rehabilitar una boca, nos encontramos con verdaderos problemas por faltade hueso adecuado. Los huesos de los maxilares son los "cimientos" que nos van a permitir construir la casa encima.

Soporte óseo correcto

Cuando hacemos el estudio del caso tenemos que analizar distintos parámetros, tales como la oclusión (la forma de morder), el estado de las encías (saber si hay o no enfermedad periodontal), valorar retracciones, etc. Una vez estudiadas todas estas variables con sus pruebas complementarias correspondientes (estudios radiográficos, etc.) hay que hacer el enfoque terapéutico adecuado.

Muchas veces un caso aparentemente sencillo puede convertirse en un caso complejo simplemente porque puede faltar un poco de hueso debajo de la encía. Supongamos un paciente que pierde un diente central superior por un golpe, si la tabla ósea externa se fractura, cosa que es muy frecuente, y enseña esa zona al sonreír, no podemos colocar directamente un implante, por tanto en este caso antes de insertar el implante o en el mismo acto tendremos que hacer regeneración ósea de esa zona y manejar los tejidos blandos adecuadamente para cubrir los defectos existentes.

Es frecuente también que en los sectores posteriores del maxilar superior, los senos maxilares (cavidades huecas que están a ambos lados de la nariz) bajen mucho (se pneumaticen), casi hasta el borde del maxilar, con lo cual no nos queda altura ósea adecuada para colocar los implantes. En este caso habrá que ganar hueso en altura a ese nivel haciendo una elevación del seno maxilar (sinus lift), una técnica rutinaria.

Por supuesto, la enfermedad periodontal crónica del adulto (piorrea) es la principal causa de pérdida ósea alrededor de los dientes. En ocasiones la atrofia ósea es tal que puede ser muy difícil una rehabilitación con implantes sin hacer injertos óseos previos.