Actualidad

Dientes del bebé y niño - 30 dudas comunes sobre dientes de leche

En el momento en el que nace un bebé, los padres y madres, especialmente los primerizos, suelen hacerse muchas preguntas acerca de los recién nacidos. En este nuevo post queremos responder a las dudas más habituales sobre los dientes de leche y la salud bucodental de los más pequeños.

1) El embarazo y la salud oral

El cuidado de la salud oral de bebé debe empezar por el de la propia madre. Y es que es más fácil que un niño tenga la boca sana si su madre la tiene. Por eso, es fundamental extremar la higiene oral y visitar al dentista con más frecuencia durante el embarazo. 


2) ¿Qué es la dentición? 

La dentición es el conjunto de piezas dentales que tenemos en la boca. La erupción dental es el proceso por el cual los dientes se abren paso a través de las encías hasta hacerse visibles en la boca. A lo largo de la vida, el ser humano pasa en dos ocasiones por este proceso: la erupción de los dientes de leche y la de los dientes definitivos

2A) ¿Cuándo le salen los dientes a un bebé?

Los dientes de leche, o dientes decíduos, son los que aparecen durante la infancia y, por regla general, se pierden. Éstos se dividen en incisivos, caninos y molares, y suman un total de 20 piezas que normalmente erupcionan a lo largo de los dos primeros años de vida.

2Aa) ¿En qué orden salen los dientes de leche?

Los primeros dientes en aparecer son los incisivos centrales inferiores entre el sexto y octavo mes. A los nueve meses empiezan a salir los incisivos centrales superiores, seguidos de los incisivos laterales superiores e inferiores al cabo del primer año. Los primeros molares superiores e inferiores de leche salen a partir del decimoquinto mes. Después serán los colmillos alrededor del año y medio. Por último al cabo de 2 años saldrán los segundos molares de leche.

2Ab) ¿Qué síntomas tiene un bebé al que le están saliendo los dientes?

Cuando comienzan a erupcionar los primeros dientes de leche, es posible que el bebé experimente síntomas como ganas de morder, exceso de salivación, llanto, irritabilidad, e incluso febrícula


2Ac) ¿Qué hacer cuándo a un bebé le están saliendo los dientes?

La molestia que le produce a un niño la salida de los primeros dientes puede traer consigo una etapa algo más compleja para los padres. El frío puede ser un gran aliado en esta causa, por lo que enfriar ligeramente en la nevera los mordedores, juguetes o, incluso, el biberón, puede ayudar a aliviar estos síntomas. 


2B) ¿El uso del chupete puede afectar al desarrollo de la boca?

El uso de chupete o la succión prolongada del pulgar más allá de los 3 años, puede producir una alteración en el crecimiento de la boca del niño, pudiendo generar problemas de malposición dental. Existen aparatos específicos para evitar estos malos hábitos y prevenir futuros contratiempos, pudiendo requerir también la colaboración de un logopeda. Si el niño/niña tiene dificultad para dejar el chupete pasada esta edad, debería consultarlo con su odontopediatra.

2C) ¿Puede un bebé nacer con dientes?

Aunque pueda resultar sorprendente, algunos bebés nacen con los llamados dientes natales. Estos pueden estar totalmente formados, ser supernumerarios o tener algún defecto anatómico. Sean del tipo que sean, es importante evaluar cada caso para ver la necesidad o no de extraerlos. Como regla general, se suelen extraer en el momento del nacimiento, ya que pueden acarrear diversos problemas como que pueden caerse y el bebé se atragante o los aspire. También supone alguna dificultad a la hora de amamantar, ya que puede irritar el pezón de la madre o hacerle heridas.

2D) ¿Qué ocurre si a un bebé no le salen los dientes?

Hay que tener en cuenta que cada bebé es un mundo y aunque hay una cronología de erupción dentaria más o menos común en el ser humano, los tiempos pueden variar ostensiblemente entre uno niño y otro. No obstante, si el proceso se dilata en exceso, es conveniente consultar con el personal médico correspondiente por si hubiera alguna anomalía en el desarrollo.


3) La higiene dental en bebés y niños

El cuidado de la boca del bebé debe realizarse desde el período de lactancia con una serie de medidas adecuadas después de cada toma de leche. De ahí en adelante, es fundamental mantener unos hábitos de higiene dental adecuados durante toda la infancia.

 3A) ¿Cuándo hay que empezar a lavar la boca a un niño? 

La higiene debe comenzar incluso antes de la erupción dental. En esa época se recomienda masajear sus encías con una gasa o paño húmedo. En cuanto al bebé le nazca el primer diente, se recomienda incluir un poco de pasta de dientes (con 1000 partes por millón de flúor) y lavarle con una gasa o dedal especial. También existen cepillos pequeños adaptados a estos casos. 


3B) ¿Cómo se lavan los dientes a los bebés?

Como decíamos, se puede realizar con dedales o cepillos con cerdas muy suaves hasta con cepillos normales, pero de cabeza más pequeña para que se adapten a la estructura de sus bocas. Es importante enseñar al niño las técnicas de cepillado correctas y convertirlo en un hábito de higiene diario. Al principio se recomienda que el adulto esté presente ya que, hasta los 3 años, los pequeños no tienen totalmente el reflejo de escupir desarrollado y puede tragar accidentalmente pasta dental.


3C) Cómo tiene que cepillarse lo dientes un niño

Cuando los niños empiezan a cepillarse por sí solos, es fundamental que, desde la infancia, lo hagan adecuadamente. Para realizarlo correctamente, se recomienda realizarlo después de cada comida durante unos tres minutos, empezar con el hilo dental, optimizar la técnica de lavado, usar un cepillo de dureza media y poca pasta de dientes, pasarlo también por la lengua y enjuagar abundantemente. Hasta los 7 u 8 años los niños no suelen tener destreza suficiente para hacer la limpieza eficaz, por lo que es conveniente supervisarlos. En este vídeo os mostramos una de las mejores formas de cepillado.

3D) ¿Qué tipo de pasta dental deben usar?

Si el pequeño tiene entre 6 meses y 3 años, se recomienda utilizar una pasta dental de 1000 partes por millón (PPM) de flúor en muy poca cantidad: como un grano de arroz. Entre los 3 y 5 años el mismo tipo de pasta pero en mayor cantidad: tamaño guisante. A partir de los 5 años ya se puede utilizar pastas de dientes de mínimo 1450 PPM de flúor, pero en la misma cantidad.


3Da) El flúor: un aliado fundamental en la higiene oral de los más pequeños

El flúor es especialmente recomendable durante la etapa de formación de los dientes ya que aumenta la dureza del esmalte y reduce el riesgo de caries. Aunque en algunos niños conviene reforzar el consumo de flúor, suele ser suficiente con el que contiene el agua corriente. 

3E) ¿Pueden salir caries en los dientes de leche?

La capa de esmalte de los dientes de leche es más fina y porosa que en un definitivo, por lo que son más propensos a sufrir caries si no se siguen los cuidados adecuados. Además, aunque estos dientes se caigan, cualquier caries o problema que desarrollen en la infancia puede perjudicar a sus dientes definitivos.


3Ea) La caries del biberón

La caries del biberón es un problema típico en los bebés. Se produce porque algunos padres ponen el biberón con la leche (a veces con azúcar o miel en la tetina) para que el niño se duerma o se tranquilice. Si el pequeño está mucho tiempo en contacto con esa sustancia dulce, estos hidratos son ideales para el desarrollo de las bacterias que producen la caries dental. 


3Eb) Cómo evitar las caries en los dientes de leche

El uso de selladores dentales es un tratamiento preventivo eficaz para proteger los surcos de las muelas de posibles caries. El sellado de fosas y fisuras consiste en, primeramente, desmineralizar la superficie del esmalte con un ácido específico, para luego cubrirla con una resina que se endurece al polimerizarla con una luz especial.

4) Los dientes definitivos 

La dentición permanente es la que sustituirá y ampliará a la de leche. Estas piezas se clasifican de igual modo que las del bebé pero hay una categoría adicional denominada premolares, que son unas piezas situadas entre los caninos y los molares. En total son treinta y dos dientes, incluyendo las muelas del juicio.

4A) ¿Por qué se caen los dientes de leche?

Los dientes de leche se caen por el empuje de los dientes definitivos. Cuando la dentición permanente ya está formada, esta empieza a emerger reabsorbiendo poco a poco las raíces de los dientes de leche, que terminan por caerse. 

4Aa) ¿Qué ocurre si los dientes de leche se caen de forma prematura?

Cuando un diente deciduo se pierde prematuramente, los dientes adyacentes tenderán a ocupar el espacio dejado por el faltante, provocando impactaciones permanentes que impiden su normal erupción y generan malposición de los dientes. Para evitar estos problemas, se puede colocar​ un mantenedor de espacio hasta la erupción del diente permanente, asegurando así que tendrá suficiente espacio para hacerlo con normalidad.

4Ab) ¿Qué ocurre si los dientes de leche no se caen?

En algunos casos los dientes de leche no se caen. Esto puede ser debido a algo que obstaculice este proceso o a la no existencia de algún diente definitivo. Este segundo caso se conoce como agenesia dental y su origen es genético, por lo que es habitual que ocurra a distintos miembros de la misma familia. Otra razón por la que los dientes deciduos no se caen es la anquilosis, un trastorno por el cual el diente de leche está unido al hueso. Esto también puede tener un origen genético o haber sido provocado por un traumatismo.


4B) ¿Qué son los dientes incluidos o impactados?

En ocasiones los colmillos (caninos) u otros dientes pueden quedarse retenidos dentro del hueso y no erupcionar debido a una falta de espacio, traumatismos, agenesias, etc. A este problema se le conoce como diente incluido o impactado y puede ser solucionado con varias técnicas, entre ellas, la tracción con ortodoncia. Para ello se crea un acceso al diente a través de la encía y el hueso, y se coloca un botón adherido al diente. Poco a poco se va traccionando el diente hasta que queda colocado en su posición correcta.

4C) ¿Cuándo salen los dientes definitivos? 

Los dientes definitivos comienzan a salir sobre los 6 - 7 años de edad. Los primeros dientes en erupcionar son los primeros molares inferiores y superiores, seguidos de los incisivos centrales inferiores. A los 7 - 8 años salen los centrales superiores y los laterales inferiores. A los 8 - 9 años salen los incisivos laterales superiores. A los 9 - 10 años salen los caninos o colmillos inferiores. A los 10 - 11 años salen los premolares superiores y los primeros premolares inferiores. A los 11 - 12 años salen los caninos superiores y los segundos premolares inferiores. A los 11 - 13 años salen los segundos molares inferiores. A los 12 - 13 años salen los segundos molares superiores.


4D) ¿Cuándo salen las muelas del juicio?

Las muelas del juicio suelen erupcionar entre los 17 y los 24 años, aunque no le aparecen a todo el mundo. Se les conoce también como cordales o terceros molares. Estas pueden salir sin generar ningún tipo de molestia, pero en algunos casos erupcionan en una malposición debido, generalmente, a una falta de espacio en la mandíbula. En esas situaciones es necesario extraerlas. 

5) Enfermedades bucodentales más habituales en la infancia

Hay que tener en cuenta que el sistema inmunológico de los bebés y niños no está lo suficientemente desarrollado, por lo que la infancia es una etapa proclive para el desarrollo de enfermedades de todo tipo, bucodentales incluidas. La mayoría no reviste gravedad, pero conviene conocer algunas de las más frecuentes para andar prevenido.

5A) Muguet, la candidiasis oral en bebés

La candidiasis oral en bebés se denomina muguet y es muy frecuente en recién nacidos y lactantes menores de 6 meses. Puede ocurrir por una contaminación en el parto si la madre padece candidiasis vaginal o por el acto de succionar o mamar, lo que produce cambios en la saliva y favorece el desarrollo del hongo. 


5B) Herpes oral en niños

La infancia también es una etapa propicia para el desarrollo de herpes. Este primer contacto e infección por el virus del herpes suele ser asintomática, aunque también es posible que provoque una gingivoestomatitis herpética, que es la causa más frecuente de estomatitis en niños de 1-3 años. Esta afección suele producir fiebre alta, malestar general, dolor de cabeza, disminución de apetito y dolor de garganta. Al cabo de unos días las encías se inflaman e hinchan y causan un gran dolor al tragar. Un par de días después aparecen múltiples ampollas por cualquier zona de la boca.

5C) El bruxismo infantil

El bruxismo (el rechinamiento o apretamiento involuntario de los dientes) es un problema frecuente en niños. Es un bruxismo fisiológico, relacionado con la estimulación y desarrollo normal de la cara, boca y dentición. Este bruxismo puede darse en los dientes deciduos y desaparecer a medida que salen los dientes definitivos. También puede estar relacionado con estados de ansiedad, nerviosismo o estrés en la infancia.



5D) Traumatismos dentales

Debido al nivel de actividad y coordinación propia de la infancia, los golpes son especialmente frecuentes y no es extraño que puedan conllevar la fisura, rotura o avulsión de un diente. Si el diente ha sido arrancado de raíz, hay que cogerlo sin tocar la raíz, NO lavarlo e introducirlo en un dispositivo especial que permite conservarlo hasta 24 horas e ir urgentemente al dentista para su recolocación. Si no contamos con dicho dispositivo, también se puede guardar en leche durante unas pocas horas.


5E) La mononucleosis o enfermedad del beso

La mononucleosis es una infección causada por el virus Epstein-Barr, que pertenece a la familia de los herpesvirus. La mayoría de los contagios tienen lugar en la infancia y, sobre todo, en la adolescencia. Este se transmite a través de secreciones orales y puede propagarse a través del contacto íntimo. El virus tiene un período de incubación largo, de 30 a 50 días, y los síntomas incluyen lesiones en la cavidad oral, faringitis, fiebre, falta de apetito, fatiga, cansancio, inflamación de los ganglios, etc. El tratamiento suele ser sintomático con antiinflamatorios o analgésicos para reducir la fiebre, dolor e inflamación. 

5F) Las paperas

La parotiditis, comúnmente conocida como paperas, es una enfermedad contagiosa causada por el virus Paramyxoviridae y localizada en las glándulas parótidas .Aunque puede darse en adultos, es muy frecuente en la infancia. Las paperas pueden causar inflamación de las glándulas salivales, dolor al masticar o tragar, fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares e incluso pérdida del apetito. No hay tratamiento efectivo para la enfermedad más allá del uso de Paracetamol para reducir la fiebre y algunos síntomas. La mejor prevención es la vacuna triple vírica.


6) El odontopediatra puede ayudarte

La odontopediatría es una rama de la odontología que se encarga de los problemas bucodentales de los más pequeños. Cuando el niño o niña cumple el primer año de edad, se recomienda empezar a llevarlo al especialista como mínimo, una vez al año. Si vives en A Coruña nuestro equipo de especialistas estará encantado de atenderle.

Categoría Salud bucodental
Compártalo

El embarazo y la salud bucodental

Durante el embarazo es muy importante mantener una buena salud dental. Aquí os ofrecemos unos pequeños consejos.

Leer más

El dolor de muelas - Causas y cómo quitarlo

El dolor en las muelas u otros dientes es un problema frecuente. En este artículo explicamos las posibles causas del dolor dental y cómo quitarlo.

Leer más

Dientes del bebé y niño - 30 dudas comunes sobre dientes de leche

¿Cuándo salen los dientes de leche? ¿Cómo se lavan? ¿Cuándo erupcionan los definitivos? Aquí respondemos a las preguntas más habituales sobre los dientes del bebé y del niño.

Leer más
Síganos

En nuestro canal de YouTube, canal de odontología más visto a nivel mundial, encontrará numerosos vídeos en 3D con explicaciones detalladas de más de 55 tratamientos distintos y subtitulados en 15 idiomas diferentes.

Logo Dentalk

Proyecto de la Clínica Médico Dental Pardiñas donde resolvemos dudas y preguntas más frecuentes sobre temas de salud bucodental