Actualidad

Cómo colocar implantes a pacientes sin hueso dental

La carencia o ausencia de hueso dental puede complicar o imposibilitar la colocación de implantes. Aquí presentamos las distintas opciones que hay para la colocación de un implante dental en pacientes sin hueso o con poco hueso dental. 

A) Causas de la pérdida de hueso dental

En condiciones ideales, los implantes se colocan en el hueso dental del paciente, que servirá de soporte para la instalación de este anclaje y la posterior corona. Sin embargo, algunos pacientes no disponen de hueso dental o disponen de una cantidad insuficiente para la correcta colocación de un implante.La pérdida de hueso dental es un problema frecuente, sobre todo en edades avanzadas. Entre las causas de este deterioro encontramos:

A1) Causas genéticas

La pérdida o el incorrecto desarrollo de hueso dental puede trasladarse de una generación a otra por causa de diversas enfermedades genéticas, como la disostosis cleidocraneal, el paladar hendido o la enfermedad de Paget. Por este motivo, es recomendable que los padres que padezcan algún tipo de anomalía genética se realicen un consejo genético antes de tener descendencia para valorar el riesgo de que sus hijos lo hereden.

A2) Traumatismos

Un golpe fuerte en el maxilar o la mandíbula puede conllevar el desgaste o pérdida del hueso dental. En caso de haber sufrido un impacto de este tipo, se recomienda realizarse una revisión para ver si el hueso y los propios dientes han podido verse dañados. Para evitar este tipo de riegos, recomendamos a todas aquellas personas que practiquen deportes de contacto la utilización de férulas de protección en los dientes.

A3) Enfermedades que provocan desgaste o pérdida de hueso dental

Hay varias dolencias que pueden provocar el desgaste del hueso dental. La enfermedad periodontal es una de las principales causas de pérdida de la estructura ósea que soportan a las piezas dentales, aunque no la única. Los tumores orales o determinado tipo de infecciones como las pericoronaritis o los abscesos dentales también pueden desencadenar este deterioro. Es importante hacer un seguimiento exhaustivo de este tipo de afecciones para tratarlas con premura y minimizar sus consecuencias.

A4) Dientes desalineados

Tener una dentadura mal alineada o una maloclusión puede desencadenar una mala masticación que provoque la pérdida de hueso o impida su correcto desarrollo debido a la falta del estímulo necesario de los dientes. Para evitar esas consecuencias, es aconsejable realizar un correcto estudio craneofacial para valorar las posibles soluciones, que pueden pasar por someterse a un tratamiento de ortodoncia.


A5) La reabsorción ósea dental

La ausencia de uno o varios dientes por un tiempo prolongado puede provocar la desaparición del hueso dental ante la falta de estímulo. Por este motivo, se recomienda sustituir los dientes caídos lo antes posible (en el plazo de un año), aunque sea una solución provisional mientras se prepara una definitiva. 


B) Cómo colocar implantes en pacientes con poco o sin hueso dental

Expuestas las causas de la pérdida de hueso, es momento de presentar distintas alternativas para la colocación de implantes en este tipo de pacientes. Grosso modo podemos distinguir entre el uso de implantes adaptados para estos casos o la realización de técnicas que permitan regenerar el hueso dental.

B1) Implantes dentales para pacientes con problemas de hueso

Los implantes dentales son unas raíces artificiales normalmente de titanio que se anclan en el hueso, integrándose a éste. El implante común suele tener unas medidas de altura y anchura variables en función de la cantidad de hueso disponible y la anatomía del paciente. En casos de pacientes con poco hueso podemos recurrir a los implantes cortos, los cigomáticos o la técnica all on four

B1.a) Los implantes cortos

Los implantes cortos tienen una longitud menor de lo normal y, normalmente, están indicados en pacientes con poco hueso o donde la presencia de estructuras anatómicas impida la colocación de un implante más largo. En ocasiones, con ellos se puede evitar tener que regenerar la zona previamente con injertos.


B1.b) Los implantes cigomáticos

La colocación de implantes cigomáticos es otra alternativa para poder rehabilitar una boca en la que el hueso disponible para la colocación de implantes convencionales resulta insuficiente y sin recurrir a injertos óseos. El tratamiento consiste en la colocación de uno o dos implantes de una longitud superior a los convencionales que se anclan en el hueso cigomático o pómulo. Estos pueden complementarse con la colocación de implantes convencionales si el hueso disponible lo permite. Una vez colocados pueden restaurarse con una prótesis fija del mismo modo que si se tratasen de implantes convencionales.


B1.ba) ¿Cómo se realiza el tratamiento con implantes cigomáticos?

Se parte de un estudio previo exhaustivo del maxilar con la tecnología de última generación 3D. Con el CBCT maxilar y el estudio tridimensional podemos obtener el máximo rendimiento del hueso del paciente. Es evidente que también se necesita un estudio complementario de la estética del paciente: análisis fotográfico y estudio de modelos. Una vez hecho el diagnóstico se le explica al paciente el plan de tratamiento. Normalmente los implantes cigomáticos se complementan con 2 o más implantes convencionales en la zona anterior. En los casos en los que hay muy poco hueso también en el sector anterior, se puede considerar la colocación de 4 implantes cigomáticos.


B1.c) Técnica “All on four” de colocación de implantes

Esta técnica permite la colocación de cuatro implantes tanto en el maxilar como en la mandíbula. En casos en los que el paciente ha perdido hueso en las zonas posteriores de las muelas, y la colocación de implantes no es viable por la interferencia de estructuras anatómicas como el nervio dentario o los senos maxilares, la colocación de estos cuatro implantes será en el maxilar inferior por delante de la salida del nervio dentario a través del foramen mentoniano, y en el maxilar superior por delante de los senos maxilares. Sobre esos cuatro  implantes se fabricará una prótesis fija anclada a ellos. Esta opción se indica normalmente en pacientes de mediana o avanzada edad que tienen la fuerza masticatoria disminuida.


B2) Regeneración o injerto de hueso dental para favorecer la colocación de implantes

La otra posibilidad de instalar implantes en personas con poca estructura ósea es la realización de técnicas que favorezcan la recuperación de dicho soporte. Dentro de esta categoría nos encontramos:

B2.a) Colocación de implantes mediante expansión ósea

La expansión ósea permite la colocación de implantes en zonas donde el hueso es más estrecho de lo normal. El procedimiento consiste en realizar una división parcial horizontal del hueso, posibilitando la colocación de implantes en el espacio creado. Posteriormente se rellenan los espacios vacíos con biomateriales o hueso autólogo y se coloca una membrana que recubre la zona. Al cabo de 4 – 6 meses, los implantes se habrán integrado y se habrá creado un nuevo volumen óseo. 


B2.b) El injerto de hueso en bloque

Esta técnica quirúrgica permite regenerar defectos de hueso en los casos indicados. Para ello se realizan unas pequeñas perforaciones en el hueso de la zona receptora para favorecer la correcta vascularización del injerto. Posteriormente se obtendrá el bloque de hueso, ya sea del propio paciente o de origen no autógeno. A continuación, se rellena con biomaterial particulado los espacios restantes y se recubre la zona con una membrana.  Al cabo de 4-6 meses, se habrá remodelado el hueso y será posible la colocación del implante.


B2.c) Regeneración ósea guiada

Este es otro procedimiento para regenerar el volumen óseo necesario para permitir una correcta colocación del implante. Para ello se realizan pequeñas perforaciones en el hueso de la zona a injertar que permitirán una correcta vascularización del injerto. El objetivo principal es generar un espacio donde el hueso nuevo pueda crecer y madurar para lo que puede ser necesario la colocación de tornillos. Una vez instalado el material de injerto se coloca una membrana sobre él, lo que permitirá la remodelación ósea y evitará que los tejidos blandos penetren en el injerto, lo que puede interferir con la regeneración ósea.


B2.d) Elevación de seno atraumática o transcrestal

Esta técnica consiste en rellenar parte de la base del seno maxilar con un material de injerto para poder obtener un volumen necesario para la colocación de implantes dentales. Para ello, primero se prepara el lecho del implante dental en el hueso, llegando con las fresas hasta la cortical que forma la base del seno maxilar. Con un instrumento especial, se fractura de una forma controlada esa cortical para acceder al seno y levantar unos milímetros la membrana de Schneider. A continuación, se introduce el material de injerto a través del orificio preparado previamente, compactándolo ligeramente dentro del seno maxilar. Por último, y si la calidad y cantidad de hueso lo permite, se puede colocar un implante de forma inmediata en la zona. De no ser posible, se diferirá hasta que el hueso regenere correctamente, alrededor de 6-9 meses.

B2.e) Elevación de seno con acceso de ventana lateral

Al igual que la anterior, esta también consiste en rellenar parte de la base del seno maxilar con un material de injerto que permita obtener un volumen necesario para la colocación de implantes dentales. Esta técnica se realiza cuando es necesario obtener un mayor volumen y extensión de hueso. Para ello se realiza una ventana en la pared lateral del hueso que forma el seno maxilar. Posteriormente se accede al interior del seno maxilar, despegando con cuidado la membrana del seno, y colocando el material de injerto sobre la base del seno. A continuación se sella el acceso de la ventana lateral con una membrana y se sutura la zona. Si existe un volumen mínimo de hueso que permita la colocación de implantes inmediatos, se podrá proceder a su colocación; si no, habrá que diferir su colocación hasta que el injerto haya madurado. El tiempo de maduración del injerto en el seno maxilar es de 6-9 meses.


B2.f) Distracción osteogénica

Esta técnica pasa por aumentar la altura del reborde alveolar favoreciendo la formación de nuevo hueso. Para ello se utilizan diversos dispositivos que se anclan al hueso del paciente y que mediante sucesivas activaciones se genera una fractura y desplazamiento controlado de los fragmentos óseos. Debido a su complejidad técnica y al número de posibles complicaciones, su uso está poco extendido y se limita a casos concretos.


C) Colocación de implantes sin hueso en A Coruña

En la Clínica Médico Dental Pardiñas llevamos colocando implantes desde 1989, por lo que tenemos una larga experiencia en esta disciplina. Si vives en la capital gallega y requieres de este tipo de servicios, nuestro equipo de dentistas estará encantado de atenderte sin compromiso.

Categoría Implantología
Compártalo

Cómo colocar implantes a pacientes sin hueso dental

¿Se pueden colocar implantes si no hay hueso dental? Aquí mostramos opciones para la colocación de un implante dental en pacientes con poco hueso o sin hueso.

Leer más

¿Te falta algún diente? 12 formas de reponer dientes caídos

Reponer los dientes faltantes es fundamental para mantener la boca en buen estado. Mostramos doce formas de sustituir los dientes caídos en este post.

Leer más

Sonrisa gingival - Causas y tratamiento del exceso de encía al sonreír

¿Muestras mucha encía al sonreír y no te gusta? Aquí hablamos sobre las causas de la sonrisa gingival y los posibles tratamientos.

Leer más
Síganos

En nuestro canal de YouTube, canal de odontología más grande a nivel mundial, encontrará numerosos vídeos en 3D con explicaciones detalladas de más de 80 tratamientos distintos y subtitulados en 15 idiomas diferentes, además de información sobre procedimientos, enfermedades y curiosidades dentales.

Logo Dentalk

Proyecto de la Clínica Médico Dental Pardiñas donde resolvemos dudas y preguntas más frecuentes sobre temas de salud bucodental