CLÍNICA PARDIÑAS BLOG

La enfermedad de las encías puede ser una señal de cáncer de páncreas

Un estudio reciente de la Asociación Médica de Estados Unidos concluye que la enfermedad de las encías podría ser un indicador de padecer cáncer de páncreas La enfermedad de las encías y el cáncer de páncreas podrían estar estrechamente relacionados. Según un informe publicado en la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos (journal of the American Medical Association), las personas con un porcentaje elevado de una determinada bacteria oral son más propensos a sufrir este tipo de cáncer.

En este estudio, publicado en junio de 2016, se compararon las muestras de saliva de 360 personas afectadas por cáncer de páncreas con las de 370 sujetos sanos. El resultado fue que aquellos con altos niveles de la bacteria Porphyromonas gingivalis tenían un 59% más de probabilidades de desarrollar este tipo de enfermedad. La Porphyromonas gingivales es una de las bacterias orales perjudiciales más frecuentes y está estrechamente relacionada con la periodontitis.

Algunas investigaciones previas han asociado la aparición de la enfermedad de las encías a consecuencia de este cáncer. Sin embargo, este hallazgo va en la línea de demostrar que altos niveles de bacterias orales pueden preceder al cáncer de páncreas en lugar de desarrollarse a consecuencia  de la enfermedad.

Por el momento, no se sabe mucho acerca de las causas de este cáncer y todavía no se puede asegurar que estas bacterias influyan directamente en su desarrollo. Sin embargo, algunos especialistas como el Dr. Jiyoung Anh (de la Universidad de Nueva York) sostienen la validez de este estudio ya que estas bacterias pueden causar la inflamación del páncreas y el cáncer está muy ligado a ese síntoma. Otra posibilidad es que la bacteria simplemente sea un marcador de la existencia de esta enfermedad.

Tengan una relación más o menos directa, el cáncer de páncreas afecta a unas 50.000 personas al año por lo que éste puede ser otro buen motivo para mantener sanas nuestras encías y visitar el dentista con cierta frecuencia.

Fuente original de la noticia: Harvard Medical School

Comunicación de la Clínica

Comunicación de la Clínica