Enfermedades de las encías

Enfermedades de las encías. Su Periodoncista en A Coruña.

El Doctor Pardiñas López se ha especializado en uno de los mayores problemas de la salud bucal de los gallegos: Las enfermedades de las encías. Aunque los odontólogos las ven como un problema importante, la mayoría de los pacientes las ignoran hasta que se les diagnostica en la clínica dental, porque estas enfermedades pueden afectar a las personas sin producir ningún dolor antes.

¿Cuáles son las enfermedades de las encías? Son las que afectan el periodonto (que es el área alrededor del diente), y alteran el soporte del hueso que sujeta al diente. Esto puede llevar a una pérdida dentaria. Las enfermedades de las encías se manifiestan inicialmente como una gingivitis para luego convertirse en periodontitis (enfermedad periodontal).

La gingivitis se caracteriza por una inflamación de la encía sin afectación del hueso que rodea al diente. Se manifiesta como una encía enrojecida, edematosa, y que sangra fácilmente. Es una de las enfermedades más frecuentes del ser humano, siendo muy común en todas las edades (hasta un 75% de los jóvenes de 20 a 25 años tienen esta enfermedad).

Es muy importante curar la gingivitis a tiempo, porque puede transformarse en una periodontitis. Y lo más importante es que a este nivel, la enfermedad es reversible y puede ser eliminada mediante cepillados diarios y uso de seda dental y colutorios adecuados.

La periodontitis se caracteriza por una destrucción del hueso que soporta al diente, acabando con el tiempo en una completa pérdida dentaria si no es tratada. Clínicamente se manifiesta como una encía inflamada con presencia de bolsas periodontales (espacios que se forman debajo de la encía) que 

se valorarán con una pequeña sonda que mide la distancia entre la encía y el hueso, movilidad o exposición de la raíz dental. La periodontitis es muy rara en jóvenes y adolescentes, un caso entre 10.000. Sin embargo su frecuencia aumenta con la edad (10% entre 30 y 40 años; 25-30% entre 50-60 años).

GingivitisPeriodontitis

 

 

 

 

 


Con este nombre genérico se designa a una serie de enfermedades que afectan al aparato de soporte deEstado normal y saludable los dientes y muelas.

La más frecuente de este grupo es la llamada enfermedad periodontal crónica del adulto, vulgarmente conocida como "piorrea", la cual provoca la mayoría de pérdida de piezas dentarias en esta etapa de la vida si no se trata adecuadamente y en estadíos precoces.

Muchas personas desdentadas total o parcialmente lo son a causa de esta enfermedad que se caracteriza por una destrucción progresiva de los tejidos que rodean las raíces de los dientes, es decir, el ligamento periodontal y el hueso de los maxilares donde están introducidas las raíces dentarias. Llega un momento en que la pérdida de hueso alrededor de las raíces es tal que los dientes empiezan a moverse y al ir quedándose sin los cimientos acaban por caerse, muchas veces sin dolor alguno.

Periodontitis tempranaAl ser un proceso que cursa sin dolor (excepto que se complique con un absceso agudo) el diagnóstico muchas veces se hace en una exploración rutinaria. Los signos que la acompañan suelen ser sangrado de encías, mal sabor de boca y mal aliento (halitosis). En muchas ocasiones el sangrado puede estar enmascarado en fumadores pues el tabaco disminuye la vascularización de las encías agravando todavía más el proceso. Por un lado nos priva de un signo clave como es el sangrado y por otro, al haber menos irrigación hace que los mecanismos de defensa corporales no actúen adecuadamente con lo cual el proceso tiende a avanzar más rápidamente.

¿Cuál es la causa de la enfermedad periodontal (periodontitis)?

Está provocada por unas bacterias que se acumulan en el sarro y la placa dental, la cual se pega alrededor de los dientes y que si no eliminamos, se introducen entre el diente y la encía. Estas bacterias crean toxinas que dañan y desarrollan un proceso inflamatorio infeccioso, que implica la destrucción de los tejidos que sostienen a los dientes.Tiene que haber además un factor predisponente individual(genético) que es clave, y es lo que nos explica el que pacientes con muy poco sarro puedan desarrollar una enfermedad periodontal agresiva, y viceversa, pacientes con mucho sarro apenas tengan pérdidas óseas en los maxilares.

Gingivitis

Ciertas condiciones son perjudiciales para la evolución de la periodontitis, como:

  • Genética (hay personas especialmente susceptibles a padecer periodontitis)
  • Fumar tabaco
  • Estrés
  • Embarazo, pubertad y menopausia
  • Fármacos (contraceptivos orales, antidepresivos, y ciertas medicaciones cardíacas pueden favorecer el desarrollo)
  • Rechinar o apretar fuertemente los dientes
  • Diabetes
  • Mala nutrición
  • Otras enfermedades sistémicas

¿Cuáles son los síntomas y signos de la enfermedad periodontal (periodontitis)?

Pueden ser todos o algunos de los siguientes:

  • Encías sangrantes cuando cepillas los dientes, o a veces de manera espontánea
  • Enrojecimiento de las encías.
  • Encías separadas del diente
  • Aparición de abcesos, con supuración entre los dientes y las encías
  • Mal aliento que no desaparece (halitosis)
  • Dientes flojos (movilidad)
  • Sensación de dientes más largos y huecos entre ellos
  • Aumento de la sensación dentaria al frío

¿Cómo puedo prevenir la enfermedad periodontal?

Es fundamental la prevención y poder detectar a aquellas personas que sean susceptibles para poder instaurar los tratamientos oportunos en estadíos iniciales.

  • Cepille sus dientes bien, como mínimo, dos veces al día. Esto hará que la película de bacterias se elimine. Debe usar un cepillo en buen estado y pastas con fluor.
  • Utilice seda dental o un cepillo interproximal, para eliminar la bacterias de entre los dientes, y donde los cepillos no llegan.
  • Coma una dieta equilibrada. Elija una variedad de comidas de los grupos básicos de alimentos, tales como cereales,frutas, vegetales, carne, pescado, y productos lácteos, como leche, queso o yogur. Limite las comidas entre horas.
  • Visite regularmente a su dentista. Es importante tener chequeos de forma regular, y limpiezas profesionales.

¿Cómo se trata la enfermedad periodontal crónica del adulto?

Cuando se hace el diagnóstico con la anamnesis y el estudio completo periodontal (serie radiográfica, sondaje, retracciones gingivales, movilidades...) se sacan unas conclusiones acerca del pronóstico y del tratamiento.

Es evidente que si la enfermedad está muy avanzada con gran pérdida de hueso maxilar alrededor de las raíces dentarias y movilidades importantes, poco se puede hacer para mantener esos dientes. En cambio, si la pérdida de hueso es incipiente o moderada el tratamiento suele obtener unos resultados excepcionales para el mantenimiento de esos dientes en salud a largo plazo, siempre y cuando el paciente entienda el problema y lleve a cabo en su casa un estricto control de placa.

Cada boca es un mundo, pero básicamente el tratamiento completo consta de tres fases:

  1. Fase higiénica: donde se elimina el sarro grueso y se le instruye al paciente en las técnicas correctas de cepillado y de los métodos auxiliares (cepillos interproximales, hilo dental, irrigador, etc.).

  2. Fase desinflamatoria: que consiste en hacer unos raspajes y alisados de las raíces con unos instrumentos llamados curetas, para así eliminar el sarro y placa subgingival. Esta fase se suele realizar con anestesia y por cuadrantes (se divide la boca en cuatro partes). Si la enfermedad es moderada puede ser suficiente con esta fase y los mantenimientos periódicos (limpiezas periódicas profesionales).

  3. Fase quirúrgica: una vez desinflamada la encía hay que eliminar esos fondos de saco (bolsas periodontales) donde se acantonan los gérmenes. Esta fase se realiza cuando las bolsas son muy profundas para poder erradicar todo el tejido inflamatorio y alisar correctamente el hueso que rodea a las raíces. A continuación la encía se sutura sobre una base de hueso sano sin que quede ya espacio o quede muy poco entre ésta y el hueso.Dde esta forma el paciente puede acceder adecuadamente a los espacios de manera visible para poder higienizarlo. Es evidente que cuando se realiza este tratamiento la encía queda más retraída y las raíces más sensibles en los primeros días.

La finalidad principal del tratamiento es frenar la pérdida de hueso, no recuperar el perdido. Esto se podría hacer en determinados casos y con técnicas regenerativas de injertos y/o membranas.


En muchas ocasiones, al hacer el diagnóstico de una enfermedad periodontalnos encontramos que después de realizar los estudios oportunos llegamos a la conclusión de que para su erradicación necesitamos operar las encías. Con la cirugía de encías no buscamos en general (salvo casos puntuales donde colocamos algún injertorecuperar el hueso perdido, sino estabilizar la enfermedad en el momento en que está, es decir, buscamos que no progrese para mantener los dientes el mayor tiempo posible.

El objetivo de la cirugía es eliminar las bolsas periodontales, que no son más que unos espacios que se forman entre la superficie de la encía y del hueso que rodea a los dientes. En el fondo de estas bolsas hay un metabolismo microbiano que hace que se perpetúe el proceso al ser imposible poder llegar al fondo de la bolsa (cuando ésta es profunda) con los medios convencionales de higiene oral.

Al realizar la cirugía eliminamos un collarete de la encía inflamada alrededor del diente y al mismo tiempo levantamos un colgajo para poder desbridar todo el fondo de la bolsa y alisar el hueso afectado por la enfermedad. A continuación, suturamos la encía sobre una base ósea sana y por supuesto ya sin bolsa, con ello buscamos aparte de eliminar todo el proceso inflamatorio-infeccioso, el poder realizar luego una higiene correcta.Boca con periodontitis

Esto lleva como contrapartida que al cambiar la encía de posición (eliminamos la bolsa) los dientes quedan "más largos" y tanto más cuanto mayor sea la pérdida de hueso. Esto es un handicap en el sector anterior, sobre todo si el paciente tiene sonrisa gingival. En estos casos para evitar este fenómeno se sigue una técnica más conservadora en estos sectores, y si no es posible por la gravedad de la enfermedad, habrá que realizar un tratamiento rehabilitador estético del frente anterior una vez curada la enfermedad de base.


Limpieza bucal o profilaxis bucal.

Este es un término que debería englobar mucho más de lo que su nombre indica. No se trata de sacar manchas más o menos antiestéticas solamente, sino que cumple una función preventiva de la enfermedad periodontal del adulto. Al hacer una profilaxis oral lo primero que hay que hacer es eliminar la placa y el sarro que está rodeando los cuellos de los dientes, y especialmente el que está Limpieza de bocaintroducido debajo de la encía, ya que éste es el que realmente inicia y perpetúa la enfermedad periodontal. La eliminación de este sarro normalmente se hace con ultrasonidos y/o curetas especialmente diseñadas para ello. A continuación se pasa un chorro de agua a presión mezclada con un bicarbonato especial cuya función es eliminar sobre todo manchas de tabaco, té, etc. Esto último se puede hacer también con unos cepillos especiales conectados a las piezas de mano.

¿Cada cuánto tiempo hay que hacer una profilaxis de boca?

Depende del caso, ya que hay personas que no la necesitan nunca y otras cada mes. En este caso se puede tratar de pacientes peridontales que no han controlado por sí mismos en sus casas la placa con los medios que se le recomiendan (ducha dental, seda dental, cepillo interproximal, etc).

Queremos reseñar con esto que cada boca es un mundo, con sus necesidades específicas.Ventisquero Perito Moreno

Será el profesional cualificado el que mejor juzgue estos tratamientos preventivos. Si se detecta cierta predisposición a la gingivitis o a la "piorrea" la frecuencia y el control tendrá que ser más a menudo.

Es normal que después de eliminar el sarro periférico a las raíces éstas queden más sensibles durante unos días, no quiere decir que se vayan a estropear ni que se les haya sacado o rayado el esmalte. Los aparatos actuales vienen especialmente diseñados para no rayar el esmalte.

Al estar libres de sarro podremos controlar mejor nuestra higiene oral arrastrando la placa con sus gérmenes de los recovecos que antes no podíamos llegar porque estaba el sarro.


Placa: Materia blanco-amarillenta blanda que se acumula sobre los dientes cuando estos no se cepillan correctamente. Está formada por restos de alimentos, células muertas de la cavidad oral, componentes de la saliva y bacterias.La placa dental o bacteriana se puede eliminar con un buen cepillado convencional.

Sarro: No es más que la placa calcificada al depositarse sales cálcicas de la saliva sobre la placa. El sarro, una vez formado, no se puede eliminar con un cepillado convencional, precisa de una limpieza profesional.


En ocasiones, hay pacientes con una línea de sonrisa amplia que detectan una retracción de la encía en uno o varios dientes y que les afea la sonrisa. Hoy en día para solucionar estos problemas hay técnicas de cirugía mucogingival plenamente contrastadas con unos resultados muy aceptables.

Retracción antes del tratamiento

Es evidente, como siempre, que primero hay que hacer un diagnóstico correcto del caso, analizar las causas y luego elegir la técnica adecuada para su caso particular.

Antes de nada hay que descartar que exista una enfermedad periodontal de base (piorrea) en cuyo caso primero hay que tratarla. Una vez analizado el caso y obtenidas las conclusiones oportunas, tomamos la decisión de mejorar la estética. Para ello existen diferentes técnicas y materiales que podemos utilizar en función de la necesidad del caso.

Alguna de estas técnicas consiste en hacer un injerto subepitelial (en este caso tomamos un injerto de tejido conjuntivo del paladar y lo trasladamos a la zona de la recesión, el cual a su vez lo cubrimos con encía de esa zona).  Otra de ellas es hacer un colgajo de doble papila (tomando la encía de ambos lados de la recesión para unirla en el centro). También podemos usar distintos materiales tanto de origen animal y humano como el colágeno o la matriz dérmica acelular; como de origen artificial como las membranas de politetrafluoretileno que nos lleva a una regeneración tisular guiada por la propia membrana.

No existe retracción tras el tratamiento

Podemos también alargar unos dientes cortos simplemente haciendo una gingivectomía, es decir, sacando parte de la encía que puede estar recubriendo la corona de los dientes.

Es típico también que tras movimientos de ortodoncia se puedan empezar a exponer raíces de algunos dientes, estas retracciones las podemos frenar con un injerto gingival libre también obtenido del paladar que trasladamos a la base de la recesión para crear en esa zona una banda de encía fuerte cuya función es evitar que siga la retracción. En una segunda fase podemos traer esa encía firme que ahora ya tenemos hacia la corona para tratar de cubrir la recesión.

Hay múltiples técnicas de microcirugía que nos ayudan a mejorar esa sonrisa.

La solución a las encías que son demasiado largas, es decir la llamada "sonrisa gingival", puede ser el alargamiento de corona del diente, que es el segundo procedimiento periodontal estético más común entre los pacientes menores de 50 años, de acuerdo a una encuesta llevada a cabo entre numerosos periodoncistas. Con el alargamiento de la corona, el exceso de las encías y el tejido óseo se recontornea para exponer más parte del diente natural. Esto se puede hacer a un diente para igualar la línea de las encías, o varios dientes para exponer una amplia sonrisa natural.

No debemos olvidar que la encía es el marco donde el diente es el cuadro

Etiquetas:  ortodoncia  cirugía  enfermedad periodontal