Actualidad

El sexo oral y sus riesgos para la salud bucodental

El sexo oral es una práctica habitual dentro de los encuentros eróticos. Sin embargo, si no se toman precauciones, su práctica puede conllevar algunos riesgos, especialmente para la salud bucodental. En este post hablamos de la relación entre el sexo oral y la salud bucal.

1) El sexo oral: una práctica habitual en los encuentros eróticos

Cerca del 90 % de los adultos sexualmente activos afirman haber mantenido sexo oral al menos una vez con otra persona. Además, un tercio de los adolescentes de entre 15-17 años también aseguró haberlo practicado. Esto pone de manifiesto lo común que es tener relaciones sexuales orales y, por tanto, lo importante que es estar correctamente informado sobre su prevención y riesgos.

1A) La boca: una puerta a las enfermedades infecciosas

Múltiples infecciones, entre ellas las de transmisión sexual, tienen la boca como vía de entrada y/o propagación. Cualquier persona que se exponga a una pareja sexual infectada tiene riesgo de contraer una ITS tanto en la boca, garganta, genitales o zona anal. El riesgo, obviamente, puede depender de factores como el tipo de infección y de práctica sexual, la exposición a fluidos corporales, la frecuencia y diversidad de parejas sexuales, la calidad de la higiene oral y genital o el uso de medidas protectoras.Es posible contraer una ITS en la boca por tener contacto oral con los genitales o la zona anal de una persona infectada y viceversa y estas pueden estar presentes en varias zonas del cuerpo al mismo tiempo. 


1B) ¿Es más fácil contraer un una ITS por sexo oral o vaginal/anal?

No existen muchos estudios que evalúen el riesgo de contagiarse de una ITS por las diferentes vías de sexo, a excepción del VIH. Además, es complicado poder compararlos ya que gran parte de las personas que mantienen relaciones sexuales de forma oral lo hacen también por vía vaginal y/o anal. En cuanto al VIH, la literatura científica comprobó que el riesgo de contraer una infección por VIH es menor manteniendo sexo oral (tanto practicándolo como recibiéndolo) que con sexo anal o vaginal. Pero esto puede ser distinto para otras infecciones que no han sido tan estudiadas.

2) Las infecciones de transmisión sexual (ITS) y la boca

Si hablamos de las infecciones de transmisión sexual o ITS, este contacto de líquidos corporales cobra más importancia si cabe. En muchos casos la presencia de heridas o úlceras en la boca provoca que los fluidos de los genitales de la pareja sexual entren en contacto con el cuerpo, desarrollándose una infección localizada. Este contacto también puede ocurrir al revés, que de la boca de una persona se transmita a los genitales de la pareja.

2A) Síntomas de las ITS en la boca

Muchas enfermedades infecciosas como la causada por el VIH, mononucleosis, varicela, tuberculosis, sífilis, herpes, gonorrea etc, pueden producir manifestaciones y lesiones en la boca, y se pueden, a su vez, transmitir a través del contacto con fluidos corporales como la saliva. Hay múltiples signos y síntomas de una ITS activa que se pueden manifestar en la lengua, labios, paladar, garganta... como pueden ser:

  • Aftas o úlceras.
  • Ampollas.
  • Enrojecimiento de las mucosas.
  • Inflamación de los ganglios.
  • Dolor e inflamación de la boca.
  • Dolor e inflamación de la garganta con dificultad para tragar.
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Secreción de pus.
  • Aparición de manchas, o puntos rojos o blancos.

Sin embargo, las ITS pueden contagiarse a una pareja sexual aún cuando no se presenten signos o síntomas aparentes, por lo que es posible que una persona infectada desconozca que tiene la enfermedad. Es por ello por lo que es importante usar las medidas preventivas necesarias y conocer el estado de salud bucal y general tanto nuestro como el de nuestra pareja. La mejor forma de saber si uno tiene una ITS es realizando un test de ITS que puede detectar la presencia de microorganismos en el cuerpo mediante técnicas de PCR. 

Revisión dentista sexo oral

 2B) ¿Qué cuidados hay que tener a la hora de practicar sexo oral?

Para conocer nuestro estado de salud es recomendable realizar pruebas de ITS y revisiones periódicas en el dentista, ya que en muchos casos es posible detectar tempranamente este tipo de lesiones y otras potencialmente malignas. A la hora de la práctica del sexo oral, se recomienda el uso de dispositivos profilácticos, la forma más efectiva de prevenir este tipo de contagios. Además se debe tener una muy buena higiene bucal y genital, lo que reducirá el riesgo de desarrollar heridas, úlceras o infecciones.

ets oral sintomas

 3) ¿Qué ITS pueden afectar y transmitirse por la boca?

En las ITS más comunes que pueden afectar y transmitirse por medio de la boca se encuentran el herpes, virus del papiloma humano, clamidia, sífilis y gonorrea.

 3A) Virus herpes simple (VHS-1) o calentura

El herpes labial, conocido coloquialmente como calentura, es una infección vírica que afecta a un alto porcentaje de la población. Es extremadamente contagioso por contacto cercano y puede transmitirse a través del sexo oral. El VHS-2 está más relacionado con lesiones genitales y el VHS-1 con la boca. El herpes produce pequeñas ampollas rellenas de líquido en la zona de los labios, encías y paladar. Los síntomas que pueden incluir fiebre suelen durar varios días y las ampollas tardar hasta 3 semanas en curar por completo. Una vez que haya ocurrido un episodio de infección por herpes, el virus permanece inactivo en las células nerviosas y puede surgir como otro herpes labial en el mismo lugar que antes. El tratamiento suele ser sintomático con geles protectores y anestésicos, aunque si es detectado de forma temprana se pueden tratar con medicamentos antivíricos.

3B) Enfermedad del beso o mononucleosis infecciosa

La causa más común de la mononucleosis infecciosa es la producida por el virus del Epstein-Barr, que es de la familia de los herpesvirus. La vía de transmisión más frecuente es a través de la saliva, de ahí su nombre coloquial de enfermedad del beso. Se calcula que más del 90 % de la población mundial adulta ha sido infectada por el VEB y ha desarrollado anticuerpos, y ocurre principalmente en la infancia y adolescencia. En los niños no suele presentar síntomas, pero en adolescentes y adultos puede generar fiebre, dolor e irritación de garganta, faringitis, afectación ganglionar, dolor de cabeza, etc. El período de incubación es largo, de 1 a 2 meses, y los síntomas  alcanzan habitualmente su mayor intensidad al cabo de la primera semana. Normalmente no se requiere tratamiento específico a excepción del sintomático para manejar el dolor, ya que suele evolucionar favorablemente y genera pocas complicaciones.


3C) Citomegalovirus (CMV)

El citomegalovirus es la causa más frecuente de infección congénita viral en el ser humano y también puede causar una mononucleosis infecciosa. Entre un 40-90 % de la población es positiva al CMV. Puede transmitirse a través de fluidos corporales como saliva, semen, secreciones vaginales o leche materna. Por tanto una de las principales vías de contagio es a través del contacto sexual. De hecho, la primoinfección por CMV suele ocurrir en la adolescencia, en relación con una transmisión sexual. Más de la mitad de los casos no generan síntomas. Tras la infección primaria, que suele cursar sin síntomas, el virus se mantiene en el cuerpo de forma latente y puede reactivarse en casos de pacientes con defensas bajas o inmunodeprimidos. Si causa síntomas, en la zona de la boca puede producir úlceras que pueden durar varias semanas y se manifiestan habitualmente en el paladar, aunque pueden aparecer en cualquier zona mucosa de boca y garganta. También pueden verse afectadas las glándulas salivales como las parótidas y producir problemas en las encías como gingivitis y periodontitis. El tratamiento suele requerir la administración de fármacos antivirales como el ganciclovir o el valganciclovir durante un par de semanas.


3D) Virus del papiloma humano

Es una de las infecciones sexuales más comunes. Solo en Estados Unidos, se diagnostican 14 millones de casos nuevos al año. Existen múltiples cepas del virus VPH y varias de ellas pueden afectar a la boca y garganta, produciendo lesiones en forma de papiloma o verrugas. A menudo no presentan síntomas y el tratamiento suele ser la escisión quirúrgica. Las cepas de alto riesgo están asociadas con el desarrollo de cáncer oral y garganta.

tumores orales

3E) Sífilis

Es una enfermedad provocada por la bacteria Treponema Pallidum, cuyo único reservorio natural es el ser humano. La bacteria penetra en el cuerpo a través de heridas o cortes que pueda haber en las mucosas por contacto sexual. Inmediatamente se produce una multiplicación e invasión local de la zona. Normalmente las lesiones en la boca, llamado chancro sifilítico, aparecen al cabo de 1 mes de incubación, y suelen afectar a labios y lengua. Estas llagas son muy contagiosas y frecuentemente dolorosas. El tratamiento suele ser con antibióticos, y es importante tratarlo a tiempo, ya que podría evolucionar a una sífilis secundaria y terciaria, afectando a otros órganos como el corazón y sistema nervioso.

Salud bucodental influencia salud

3F) Gonorrea

La gonorrea es una infección bacteriana que puede afectar a las mucosas de la boca y de la garganta. En ocasiones pasa desapercibida porque los síntomas suelen ser leves y puede confundirse con una infección común de garganta. De no tratarse, puede acarrear problemas a largo plazo como infertilidad. El tratamiento suele ser con antibióticos.

Sexo oral enfermedad bucodental tratamiento medicación

3G) Clamidia

Es una infección bacteriana que puede provocar dolor o enrojecimiento de garganta. Pero no suele presentar síntomas, con lo cual también puede no ser detectada. Al igual que el resto de ITS, es transmitible por contacto de fluidos corporales mediante el sexo oral. Se trata de manera sencilla con antibióticos.


3H) VIH

Es el virus causante del SIDA. Es contagioso por contacto sanguíneo, semen, fluidos vaginales y leche materna; por saliva tiene un riesgo de infección mínimo. En la boca suele presentarse con aparición de otras lesiones como la infección por hongos o candidiasis, la leucoplasia vellosa, gingivitis necrotizante, y otro tipo de virus como los herpes. El tratamiento actual incluye terapia antirretroviral.


3I) Hepatitis, otra infección de transmisión sexual

Se conoce como hepatitis a la inflamación del hígado, que puede ser debida a infecciones (víricas o bacterianas), por enfermedades autoinmunes o por toxicidad, como en el caso del alcoholismo. Las manifestaciones orales más frecuentes de esta infección son: xerostomía o boca seca, sangrado de encías, mal aliento, ictericia sobre todo en paladar y debajo de la lengua (que es la típica coloración amarillenta debida a un incremento de pigmentos biliares en la sangre), aftas, petequias o sangrado de los tejidos bucales, liquen plano, leucoplasias, afectación de las glándulas salivales y telangiectasias (vasos sanguíneos pequeños y dilatados). Los virus de la hepatitis más comunes son: 

3I) 1. Hepatitis A (VHA)

Se contagia principalmente por vía digestiva, debido al consumo de agua o alimentos contaminados que han estado en contacto con heces infectadas. Por tanto, también puede contagiarse por realizar prácticas sexuales oro-anales. Suele tener un período de incubación de 2 a 6 semanas y por lo general la infección es leve y cura por sí sola, no requiriendo tratamiento específico. La vacuna frente a la hepatitis A puede estar recomendada en pacientes con prácticas sexuales anales frecuentes y en aquellos infectados por hepatitis B o C.


3I) 2. Hepatitis B (VHB)

La transmisión suele ocurrir por vía parenteral (uso compartido de jeringuillas, ser tatuado con material no estéril, piercings...), por contacto directo con los fluidos corporales (sangre, saliva, semen o secreciones vaginales) y de madre a hijo durante el parto. El período de incubación suele ser más largo de 1-4 meses, y puede manifestarse con fiebre, dolores articulares, debilidad, color amarillento de la piel, etc, aunque también puede cursar sin síntomas. Normalmente no se trata y se suele curar por sí sola, aunque en algunos casos la infección puede cronificarse y necesitar tratamiento. En caso de cronificarse, la persona se convierte en portador, por tanto puede contagiar mediante el contacto sexual sin protección.  La vacuna frente a la hepatitis B suele ser obligatoria y aplicada ya en edad infantil.

3I) 3. Hepatitis C (VHC) 

Se estima que 170 millones de personas en el mundo tienen hepatitis C, siendo una de las causas más comunes de cirrosis. El mecanismo de transmisión es similar al de la B. La mayoría de las personas infectadas no presentan síntomas, pero en algunas ocasiones pueden manifestarse ictericia, fatiga, náuseas, fiebre y dolores musculares a nivel general, o con liquen plano o afectación de las glándulas salivales si nos centramos en la boca. Los síntomas agudos aparecen al cabo de 30-90 días después del contagio y, en algunos casos, no requiere tratamiento porque es eliminado por el propio sistema inmune. Sin embargo, en un alto porcentaje de casos el virus no desaparece y se puede cronificar. Actualmente no existe vacuna para la hepatitis C, pero se han descubierto recientemente ciertos medicamentos para tratarla.


3J) Candidiasis: infección por hongos

La candidiasis es una infección provocada por el hongo Cándida Albicans. Este hongo forma parte de la flora vaginal normal de la mujer, por lo que no se considera de transmisión sexual, pero ante ciertos desequilibrios como mayor acidez del flujo vaginal, toma de antibióticos, embarazo… puede hacer que se produzca un crecimiento excesivo de Cándida y se desarrollen los síntomas. En cambio, en los hombres este hongo no existe en condiciones normales, por lo que la transmisión sexual es el motivo más frecuente de su aparición. Los síntomas más frecuentes suelen ser picor, enrojecimiento, irritación, en el caso genital secreción vaginal blanquecina y molestias al orinar, inflamación del glande con zonas blanquecinas; y en el caso de presentarse en la boca aparición de una capa blanquecina sobre las mucosas que se suele desprender al raspado. El tratamiento suele requerir la administración de medicación antifúngica, ya sea vía sistémica o mediante enjuagues dependiendo de la gravedad del caso y de la zona afectada.

4) ¿Cómo se tratan las infecciones de transmisión sexual?

Como ya hemos visto, el tratamiento dependerá del tipo de infección y de la gravedad de esta. En el caso del tratamiento de los herpes VHS-1 será sintomático, con enjuagues antisépticos y anestésicos para reducir el dolor de las úlceras. El uso de medicamentos antivirales puede ser de utilidad si se aplican al aparecer los primeros síntomas. En casos de enfermedades bacterianas como la sífilis o gonorrea, el tratamiento será con antibióticos. Por último, algunas de estas enfermedades no requieren un tratamiento específico, sino que es el propio cuerpo el que genera anticuerpos para combatirla.

Sexo oral enfermedad bucodental tratamiento medicación

5) Beneficios del sexo oral

Aunque es evidente que el sexo oral puede ser una fuente de contagio, también se le atribuyen una serie de beneficios más allá del propio placer. De esta forma, si se toman las medidas de precaución pertinentes, también puede ser una práctica beneficiosa: 

5A) El semen: un aliado frente a problemas del embarazo

Diversos estudios sugieren que ciertos componentes del semen como las HLA (Human Leukocyte Antigen) pueden ser un factor protector durante el embarazo, reduciendo el riesgo de preeclampsia, una complicación que puede provocar la pérdida del feto. Los HLA son moléculas que se ubican en la superficie de la mayoría de las células que se encargan de la respuesta inmune y nos permite defendernos de agentes extraños. La exposición a antígenos paternos en el líquido seminal tanto por vía vaginal como oral, puede favorecer la tolerancia materna al feto, protegiéndolo del rechazo.


5B) La práctica del sexo oral puede mejor el estado de ánimo

Las hormonas segregadas durante la práctica del sexo oral favorecen la relajación del cuerpo. Además, el semen contiene numerosos componentes como la serotonina, oxitocina, cortisol y melatonina, que están muy implicados en el estado anímico y en la regulación del sueño. Varios estudios señalan que estos componentes tienen un efecto antidepresivo y favorecen la conciliación del sueño. 


5C) La práctica del sexo oral mejora la condición física

Las prácticas sexuales del tipo que sean mejoran el estado físico, reduciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. 


6) Revisión de la salud bucodental en A Coruña

Beneficios al margen, es evidente que, sin las precauciones mencionadas, el sexo oral puede ser, en definitiva, una puerta de entrada a enfermedades infecciosas y/o de transmisión sexual. Si vive en A Coruña y ha desarrollado alguno de los síntomas anteriormente mencionados, estaremos encantados de recibirle en nuestra clínica médico dental para tratar de ayudarle con este o cualquier otro problema bucodental.

Categoría Salud bucodental
Compártalo
sexo oral riesgos

El sexo oral y sus riesgos para la salud bucodental

El sexo oral es una práctica habitual dentro de los encuentros eróticos, pero esta no está exenta de riesgos. En este post hablamos de la relación entre el sexo oral...

Leer más

Cáncer oral - Prevención, causas y tratamiento

El cáncer oral es un tumor maligno que puede afectar a distintas partes de la boca. Hablamos sobre la prevención, causa y tratamiento de esta enfermedad.

Leer más

El puente dental - Tipos, partes y colocación del puente

El puente dental es una de las alternativas más comunes para sustituir dientes faltantes. Aquí mostramos los tipos de puente dental que existen y su funcionamiento.

Leer más
Síganos

En nuestro canal de YouTube, canal de odontología más grande a nivel mundial, encontrará numerosos vídeos en 3D con explicaciones detalladas de más de 80 tratamientos distintos y subtitulados en 15 idiomas diferentes, además de información sobre procedimientos, enfermedades y curiosidades dentales.

Logo Dentalk

Proyecto de la Clínica Médico Dental Pardiñas donde resolvemos dudas y preguntas más frecuentes sobre temas de salud bucodental